Fallece judoca David Gómez durante Universiada 2022

Foto. @JudoGDL2016

Ayer por la tarde, el judoca David Alejandro Gómez Flores, falleció durante un duelo en la Universiada Nacional 2022,  evento con sede en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, en Chihuahua.

El atleta universitario habría sufrido un paro cardiorrespiratorio, por lo que se le brindaron los primero auxilio en el lugar y posteriormente fue trasladado a un hospital, donde perdió la vida.

“Durante su participación individual en la división de más de 100 kilogramos, sufrió un paro cardiorrespiratorio. El deportista recibió RCP por parte del personal médico que se encontraba en la sede de dichas competencias”.

Posteriormente fue trasladado por ambulancia al Centro Médico de Especialidades, donde fue ingresado al área de terapia intensiva y, donde finalmente falleció”, explicó la Universidad de Guadajalara en un comunicado.

El estudiante de la licenciatura en Administración de las Organizaciones comenzó a sentirse mal durante su participación en la competencia, explicó el Doctor Armando Tonatiuh Mondragón Rodríguez, médico especialista de los equipos deportivos de la U de G.

“Se empezó a marear, a sentirse mal. Se sentó. Le dijo al árbitro que parara; quiso incorporarse nuevamente, no pudo y ahí es cuando entramos nosotros y ahí cayó en paro. No hubo un golpe, no hubo evento que desencadenara eso”, explicó el doctor al sitio oficial de la Universiada Nacional 2022.

Gómez Flores falleció por muerte súbita a pesar de que se le aplicaron todos los protocolos de reanimación sobre el tatami y llegó al hospital con signos vitales, concluyó el Dr. Mondragón.

 

 

(Visitado 400 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: lun, 26 Sep.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Septiembre

Por. Miguel Ángel Sáchez de Armas Si alguien dudaba que algo tiene de inquietante el mes de septiembre, el pasado lunes 19 borró toda incertidumbre.

Glosario cuatrotero

Alejandro Rodríguez Cortés*. Para que la mal llamada Cuarta Transformación intente un día sí y otro también imponer su narrativa en torno a un liderazgo