AMLO: dictadura “de facto”

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

Hay que decirlo sin ambages. México está viviendo una dictadura de facto. El Tirano de Macuspana y su “Cuarta Transtornación Mental” están dinamitando las, de por sí, endebles bases democráticas de México.

Mucho nos tardamos en llevar a cabo la transición a la democracia, en sacar a México del autoritarismo estatista del Priato. Pero, ahora, de la mano de López Obrador nuestro país ha caído en una dictadura de facto.

Comencemos por no engañarnos: no toda dictadura toma la forma de los regímenes represivos de naturaleza militar, tan emblemáticos del Cono Sur de América Latina o de las áreas negra y musulmana de África.

Al paso del tiempo, las dictaduras se han venido sofisticando: la idea es no parecer una dictadura, pero igual se trata de socavar los derechos fundamentales de la población, el pacto constitucional, la fuerza política de la oposición, la libertad de prensa, la iniciativa privada, el federalismo, etc. Hay dictaduras que, incluso, organizan elecciones para perpetuarse; elecciones fraudulentas todas ellas, por supuesto. Cuba, Venezuela y Nicaragua son ejemplos de esto en América Latina.

A últimas fechas, y ante el evidente fracaso de su gestión, López Obrador pretende gobernar con “decretazos” y dándole cada vez más poder a las Fuerzas Armadas: combinación sumamente peligrosa. Se trata de un gobierno que tiene un rostro civil pero que viste una gorra verde olivo. Y, lo peor de todo, es que, ni con el uso abusivo de las Fuerzas Armadas, López Obrador logra enfrentar con éxito al crimen organizado.

Cualquier opción explicativa es decepcionante: a) las Fuerzas Armadas no pueden contra el crimen organizado o b) las Fuerzas Armadas son sólo un “patiño” más del crimen organizado. Para colmo de males, San Francisco de Petatiux cree que la Guardia Nacional será más efectiva si ésta se incorpora a la Secretaría de la Defensa Nacional. Pobre hombre: no entiende que el principal problema de nuestras Fuerzas Armadas es que su “Comandante en Jefe” tiene miedo de ejercer el monopolio de la fuerza legítima del Estado.

Para no cargar con indeseables “muertitos” en la lista gubernamental, López Obrador está permitiendo que el crimen organizado cargue con todas las muertes, y ya no sólo los fines de semana. En tanto, el pobre General Luis “Excrecencio” Sandoval nada más no da una: siempre se le fugan los grandes capos del narco, salvo Caro Quintero, ya casi en retiro.

Entonces, ¿para qué quiere López Obrador más efectivos militares? ¿Será que está previendo un aumento de la inconformidad social y, por ello, necesita de una eficaz barrera de contención? Quizá el Nerón de Palacio Nacional ya está creando su Guardia Pretoriana. ¿De ese tamaño es su miedo?

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

Instagram: banos.lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 243 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: sáb, 4 Feb.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Enfrentamiento en Michoacán deja dos civiles muertos

Dos civiles fueron abatidos luego de un enfrentamiento a balazos contra efectivos del Ejército mexicano este sábado, en una brecha de la tenencia de Cheranguerán, perteneciente al municipio de Uruapan, en el estado de Michoacán.