Contra el “absolutismo abortista”

Carlos Arturo Baños Lemoine

Carlos Arturo Baños Lemoine.

El 28 de septiembre ha sido llamado Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro. Ya saben, se trata de un invento más de la mitología feminista, para exigir que todos los gobiernos lleven a cabo la legalización del aborto, dando todas las facilidades para realizarlo. En el fondo, se trata de una iniciativa de carácter genocida que, en países atrasados como el nuestro, ha avanzado como cuchillo en mantequilla.

De inicio, debemos recordar que, justo hace un año, la Suprema Corte de “Inmundicia” de la Nación avaló la realización del aborto en prácticamente cualquier momento de la preñez. Basta con la sola petición de la mujer encinta. Si, además, dice que fue violada, fast track.

Bajo la batuta del infame Ministro Arturo Zaldívar Lelo “Gonorrea”, la Suprema Corte se desprestigió de forma brutal al inclinar la balanza a favor de las abortistas, soslayando de plano uno de los problemas jurídicos, científicos y éticos más trascendentes en la historia de la humanidad: el problema del equilibrio entre los derechos de la mujer embarazada y los derechos del nasciturus (del ser que está por nacer). Se trata de un problema ya presente desde las primeras etapas del Derecho Romano y que ha merecido mucha tinta desde entonces.

Pero esto no le interesó a nuestra podrida, pestilente y mediocre Suprema Corte, que ha quedado totalmente dominada por la mitología feminista. La Suprema Corte zanjó dicho problema mirando sólo una parte del mismo y aplicando un criterio dogmático, totalitario y genocida: le restó todo rastro de humanidad al ser que está por nacer y, así, “matar a un no-nato no es homicidio”. Fíjense, ustedes, a qué nivel de estupidez e inhumanidad ha llegado esta putrefacta Suprema Corte dominada por las feministas.

La Suprema Corte impuso el “absolutismo abortista” que hoy se vive en México. Claro, porque se trata de una Corte feminista. La ciencia no le importó, ni en lo más mínimo.

Háganse un favor, mis amigos: busquen en el ciberespacio documentos y videos relativos a “nacimientos prematuros”. Hay pequeños que nacen, por ejemplo, al quinto mes de gestación, pesando menos de un kilo y con dificultades respiratorias. Con las atenciones médicas pertinentes, muchos de ellos se salvan y logran llevar vidas normales. Y si se les atiende no obstante nacer prematuramente es porque se les reconoce, de forma indubitable, su derecho a la vida.

La embriología mucho tiene que aportar a este debate, pero la Suprema Corte sólo tiene oídos para las feministas genocidas, muchísimas de las cuales quedaron embarazadas tras someterse gustosamente a la “falocracia machista, misógina y patriarcal” de la cual tanto se quejan para cerrar el círculo del absurdo y de la contradicción.

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

Instagram: banos.lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 228 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: mié, 8 Feb.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

“Dedazo” simulado

 Francisco Garfias.  Los consultores internacionales especializados en México saben que el método de las encuestas para elegir al candidato presidencial de Morena es un dedazo simulado.  Para

Esa obsesión con el beisbol

Rubén Cortés.  Tira mil 600 millones en estadios de beisbol, y da al INE menos un quinto por ciento del Presupuesto Federal de ocho millones