¡El narcomenudeo dueño de las calles!

Raúl Flores Martínez.

En México hay una guerra que ya está perdida, una batalla diaria donde las autoridades de los tres niveles de gobierno, dejaron de hacer lo necesario para evitar qué el cáncer de la droga se expandiera al grado de tomar bastiones en las colonias populares.

Ayer estuve en la colonia Cerro Grande del municipio de Atizapán de Zaragoza, una zona por demás popular establecida en las faldas de un cerro que hacen su orografía complicada para caminar y más para andar en vehículos.

Caminar cuesta trabajo para llegar a la parte alta, los vecinos tuvieron que construir escaleras en los pequeños callejones que se tienen como calles, tan angostos que solo caben dos personas, una de ida y la otra de regreso.

Aquí no es un secreto para los vecinos de las colonias Cerro Grande y Peñitas, que en la calle Azucenas, se encuentra el punto de venta más grande del municipio de Atizapán de Zaragoza.

Estas condiciones han servido para que los narcomenudistas de la zona, hayan tomado la calle de las Azucenas para que sea un lugar vetado para extraños y autoridades que son vigilados por los llamados “halcones”, qué se ubican en las esquinas de toda esta calle con la finalidad de dar el “pitazo” de los extraños en el hogar.

Este punto de venta de droga, se encuentra dentro de un predio, que destaca por tener una puerta pequeña de madera; además resalta por tener fuera vehículos de diversas marcas y varios jóvenes en su entorno.

Esta zona es resguardada por jóvenes armados que a partir de las 18:00 y de acuerdo con los testimonios de los vecinos, ya nadie sale por temor de ser agredidos.

Otro punto similar, se encuentra en las calles de Cuatepec, Barrio Alto en la alcaldía Gustavo A. Madero y en la llamada “Colmena” en la Unidad Ermita Zaragoza, alcaldía Iztapalapa. Dos lugares donde el crimen organizado popular, ha extendido sus tentáculos que lo mismo abraza a policías de todo tipo que a funcionarios locales que cierran los ojos en determinadas horas del día.

Estos son tres ejemplos en la ciudad de México y Estado de México; pero así hay miles en todo el país, dónde las autoridades municipales y estatales cierran los ojos a pesar de ser un delito del fuero local, quizá estos delincuentes de poca monta, no ganan los millones de pesos, cómo se ve en las series televisivas; sin embargo, lo que daña es la estructura vecinal y familiar.

El Presidente López Obrador, siempre se ha llenado la boca diciendo que en su administración “se atacan las causas”, aquí está el claro ejemplo que eso solo son palabras al viento, debido a que el narcomenudeo sigue y sigue creciendo.

Hasta el momento no hay cifras oficiales de lo asegurado en las constantes detenciones de jóvenes, mujeres u hombres dedicados a la venta de estupefacientes, no se menciona cuanta droga al mes o año, se asegura en los operativos, lo cierto es que este delito crece y crece.

(Visitado 63 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: sáb, 26 Nov.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Era civil

Por. Carlos J. Pérez García Ni siquiera, mucho ojo con eso, hay que dar la extremaunción al líder y sus tiempos. Hierba mala nunca muere,

México cae ante Argentina 2-0

La Selección Mexicana no pudo contener ni sumar goles ante Argentina, en el encuentro que se disputó este sábado en el Mundial de Qatar, al