GPS ruso, y ahora escáneres chinos

Por. Rubén Cortés

Tienen vocación incontinente por el pleito: firmaron un acuerdo para instalar el GPS ruso, que podría espiar a Estados Unidos; y ahora firmaron otro para instalar escáneres que permitirían a China saber lo que ingresa por México a Estados Unidos.

Total, para, al final, tener que arreglarse con el vecino inquieto que, además de poderoso, aporta el dinero que mantiene viva a la economía nacional, con las remesas y la compra del 90 por ciento de nuestras exportaciones.

Pero tienen fascinación por la bronca. Ayer, la gobernadora de Campeche colocó a su partido al borde del despelote, al amenazar, en un tuit, a Ricardo Monreal con presentar material en su contra el martes.

Total, para, al final, echarse atrás, pues Monreal le dijo que “esto puede poner en riesgo que nuestro movimiento ratifique su triunfo en 2024. Tengamos cuidado, para no adentrarnos en caminos sin retorno”. La gobernadora borró el tuit de inmediato.

En el caso de los escáneres chinos, el gobierno mexicano tendrá también que dar marcha atrás. Se trata de la compra de cientos de millones de dólares en aparatos chinos para instalarlos en los controles aduaneros de la frontera con Estados Unidos.

La Casa Blanca le dijo al canciller mexicano que está preocupada porque esos equipos (de empresa Nuctech, con sede en Beijing) le darían a China acceso a una gran cantidad de información sobre los bienes que ingresan a Estados Unidos.

Filtrado ayer por The Washington Post, el mensaje de Estados Unidos a México fue claro:

“Esos escáneres incumplen los estándares de calidad de Estados Unidos y su instalación podría inhibir nuestro compromiso compartido de facilitar el comercio y para interrumpir el tráfico de precursores químicos, drogas sintéticas como fentanilo, metanfetaminas y dinero en efectivo, así como armas de fuego y municiones”.

Hace sólo dos semanas, México ya había creado otra crisis con el vecino, al conocerse la firma de un convenio para instalar aquí estaciones terrenas para bajar señales del servicio Glonass, que es el GPS ruso, el mismo que usa para guiar misiles en Ucrania.

El canciller mexicano tuvo que ir a Washington a aclarar que “no se instalará el sistema satelital Glonass en México, pues el Acuerdo Marco de referencia no lo menciona ni lo incluye y no está previsto instalarlo en nuestro país”.

Sí, el capítulo 32, artículo 32.10, del T-MEC, prohíbe a los tres países firmantes acuerdos comerciales con economías que no sean de mercado. Es el carril titulado Non-Market Country y se refiere a China, sin género de dudas.

Pero la jefa de Gobierno dio a la empresa china CRRC Zhuzhou Locomotive la reparación la Línea 1 del Metro, por mil 850 millones de dólares.

Le gusta el pleito.

(Visitado 153 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: mié, 1 Feb.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

El presidente y su Che Guevara

Rubén Cortés.  Al agradecerles la aprobación del Plan B para destazar al INE, el presidente dijo a sus legisladores que admira al Che Guevara, un desquiciado que,

El descontrol

Marissa Rivera. La pasión por imponer su voluntad, ignorar las reglas y pisotear la ley, ha provocado una vorágine.Provocador como suele ser, ha generado un

Atenidos a que alguien nos salve (II)

Jorge Miguel Ramírez Pérez. Latinoamérica una gran región con enormes potencialidades y abundancia de recursos, como todo en la vida, tiene carencias, algunas de las