¡La muerte de las madres rastreadoras!

Raúl Flores Martínez.

En los últimos días he dado a conocer algunos datos de cómo va México en el tema de seguridad, datos e historias de mujeres que siguen siendo violentadas por sus agresores, ministerios públicos e instituciones.

Pero hay algo que aún falta para rematar la semana, y es el trabajo que realizan miles de madres que buscan día tras días a sus seres amados que, ante la falta de acción o incompetencia de las autoridades de los tres niveles de gobierno en la búsqueda de personas desaparecidas, muchas madres se ven obligadas a realizar sus propias investigaciones o unirse a grupos de búsqueda.

Esas madres se vuelven profesionales de la investigación que, tras recibir información anónima, cruzan barrancos y campos, clavando varillas de acero en el suelo para detectar el inconfundible hedor de los cuerpos en descomposición.

Sin embargo, eso molesta a las autoridades y organizaciones criminales, quienes inician la estrategia del miedo con amenazas y homicidios, tan solo en lo que va del presente año, son cinco madres rastreadoras las que han perdido la vida en Morelos, Sonora, Sinaloa, Puebla y Guanajuato, entidades donde han sido desplazadas de sus hogares, para evitar que las maten.

Una de ellas, es Cecilia Patricia Flores Armenta, líder del colectivo Madres Buscadoras de Sonora, quién busca a sus hijos Alejandro Guadalupe, Marco Antonio y Jesús Adrián a la vez, busca justicia para Aranza Ramos, asesinada en julio de 2021.

Sin embargo, Guanajuato tiene 5 homicidios contra rastreadoras y rastreadores de 2020 a la fecha; además de 8 casos de desplazamiento dentro del estado, un estado convulsionado por las ejecuciones y los narcobloqueos generados por el Cártel de Santa Rosa de Lima.

Las amenazas y homicidios contra las y los integrantes de los colectivos de buscadoras o rastreadoras, no son por los restos encontrados; sino porque estos descubrimientos pueden parar la actividad ilícita de los criminales por uno o varios días.

De acuerdo con las pláticas qué he tenido con rastreadoras de Sonora, Sinaloa y Guanajuato, los diferentes cárteles de la droga asesinas a las madres de familia, porque detienen las actividades ilícitas de los grupos criminales, quienes se tienen que esconder cuando llegan los elementos del Ejército, Marina o Guardia Nacional para acompañar a los ministerios públicos a levantar los restos óseos.

Algo que es cierto, es que las investigaciones empíricas de las rastreadoras o buscadoras han dado resultados que han dejado al descubierto decenas de fosas clandestinas, exhibiendo a la vez, el mal trabajo de las autoridades.

(Visitado 38 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: sáb, 4 Feb.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Enfrentamiento en Michoacán deja dos civiles muertos

Dos civiles fueron abatidos luego de un enfrentamiento a balazos contra efectivos del Ejército mexicano este sábado, en una brecha de la tenencia de Cheranguerán, perteneciente al municipio de Uruapan, en el estado de Michoacán.