Francisco Garfias

Francisco Garfias.

A Marcelo Ebrard no se le ven muchas ganas de romper con Morena. Su decisión final es entre el pragmatismo y la dignidad, aunque todo indica que se inclina por lo primero. 

 El ex canciller ya fundó su propia Corriente Democrática, versión siglo 21, pero sin llegar a la ruptura con el partido guinda. Se llama “El Camino de México” –igual que su libro– y es, por ahora, una Asociación Civil. 

 Lo hizo ayer en reunión a puerta cerrada, celebrada en un recinto al sur de la Ciudad de México. 

 Asistieron más de mil personas entre senadores, diputados, alcaldes y simpatizantes que tuvieron el valor de presentarse a esa reunión, firmar su adhesión al Movimiento; y gritarle “¡Pre-si-den-te! ¡Pre-si-den-te!”. 

 *** 

 Permanecer en el guinda le significaría a Marcelo la coordinación de los senadores de ese grupo parlamentario en la próxima legislatura. Es la posición que le corresponde al segundo lugar en la contienda interna. 

 Así lo establece el acuerdo firmado por las seis ex corcholatas, con el presidente López Obrador como testigo de honor, al inicio de la contienda interna.  Aunque, hay que subrayarlo, Marcelo ha dicho que no quiere “premios de consolación”.

 Pero si no se sale de Morena, estaría avalando –en los hechos–,  las “irregularidades” que denunció:

 Cargada de gobernadores, alcaldes de Morena y rémoras a favor de Sheinbaum; brigadas de la Secretaría del Bienestar diciendo a los potenciales encuestados que AMLO quería a la ex jefa de gobierno, derroche de recursos…

 Una  ruptura  lo llevaría al “limbo político.” Marcelo ha reiterado que va a estar en la boleta del 2024. De ser así, su única opción es el MC. Los demás partidos con registro ya tienen candidato presidencial. 

 El ex canciller podría seguir la ruta del Frente Democrático Nacional, integrado en el 88 por el PARM, el PPS, el FCRN y, posteriormente, el PMT: ya avanzado el proceso, pactar con Xóchitl una declinación a favor del que esté mejor posesionado.  

 Aunque a diferencia de Cuauhtémoc, Porfirio, Ifigenia, Heberto y Rodolfo González Guevara, no hay condiciones para que, dado el caso, alguno de los dos asuma el papel del ingeniero Castillo, entonces abanderado presidencial del PMT: declinó en, plena campaña, a favor de Cárdenas.

 Sería el escenario ideal para la oposición, pero no hay condiciones. Marcelo ha repetido que con el Frente Amplio por México no quiere nada; y el naranja está en guerra abierta con la alianza PAN-PRI-PRD que postula a la singular senadora.   

***

 En el citado cónclave, Marcelo tuvo el cuidado de aclarar que es una asociación civil y no un partido lo que se formó ayer.

 “Los partidos no se pueden formar ahorita. Lo organizamos porque somos un movimiento político. Necesitamos tener nuestra propia forma de organización.”

 En ese mismo discurso, aseguró:  “vamos a seguir luchando, a nosotros no nos van a doblar.”

Más tarde, en improvisada rueda de prensa, reiteró que espera la respuesta de Morena a la impugnación que interpuso en la Comisión de Honestidad y Justicia, para decidir su siguiente paso. 

 Enfatizó, eso sí, que en adelante las decisiones que se tomen serán a nombre del Movimiento y ya no como Marcelo Ebrard.   

El futuro del ex canciller depende de la respuesta que Morena le de a su impugnación.  Sin temor a equivocarnos, podemos adelantar que no va a reponer el proceso, lo que implica desconocer el triunfo de Claudia.

 Con lo que ha dicho hasta ahora, estaría fuera del partido en el gobierno, pero el tema del traslado de la decisión a la Asociación “El Camino por México”, puede usarse como justificación de su permanencia.  

 ***

 Muchos pensamos que Omar García Harfuch dejó la Secretaría de Seguridad Ciudadana para buscar la candidatura a jefe de gobierno de la CDMX.  Tres razones nos llevaron a suponerlo: Harfuch encabeza las encuestas; pertenece al círculo de Sheinbaum, y su renuncia en la fecha límite para funcionarios que aspiran a ser candidatos.

 Una fuente conectada con lo que ocurre en altos círculos de Morena asegura, sin embargo, que el futuro de Harfuch estaría en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, si Claudia gana en el 2024.

 Nos dijo también que, en ese caso, “sí se hará uso de la Guardia Nacional” para combatir al crimen.  

 ***

 Nos escribe Laura Ballesteros, ex subsecretaria de planeación de la Secretaría de Movilidad de la CDMX, senadora suplente de Xóchitl, para advertir sobre el peligro que corre el Bosque de Chapultepec:   

 “Vecinos y expertos han denunciado esos peligros que corren en términos de impacto ambiental, entre otros talado de árboles – hasta mil—y fragmentación del suelo, por la obra de la L3 del Cable Bus que cruzará el bosque…

 La obra, asegura, no cuenta con los permisos que marca la Ley, por tratarse de una Área de Valor Ambiental. El gobierno tampoco ha publicado la actualización del Plan de Manejo del Bosque.”

 Lo que correspondía, según ella, era ampliar la L7 del Metrobús.  

 FIN.

Número de vistas 58

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: lun, 27 May.

Lo último

Notas relacionadas