MC vota por el oficialismo

Francisco Garfias

Francisco Garfias.

No hay manera de que Máynez gane la elección presidencial. En eso estamos de acuerdo todos. Hasta los naranjas. Tampoco hay posibilidad de que el candidato de MC decline a favor de Xóchitl Gálvez para que la oposición vaya en bloque.

Una elección entre tres –y no entre dos– beneficia al oficialismo. Eso lo sabe perfectamente el dueño del partido naranja, Dante Delgado.

Pero las palabras, las acciones, la actitud del senador Delgado –y la de su candidato presidencial— reflejan que se siente muy a gusto con Morena y sus rémoras en el poder.

Todavía ayer, Luis Donaldo Colosio Riojas, el emecista que se ha visto más sensato y la figura más popular de ese partido, llamó a Xóchitl y a Máynez a hacer un “último esfuerzo” para llegar a un acuerdo: que decline el que esté abajo en las encuestas.

“Tienen la oportunidad de llegar a un acuerdo por el futuro de México. Estamos en sus manos”, dijo (El País, 14 de mayo, 24).

***

Una decisión como la que propone Colosio ayudaría ponerle fin al régimen de “no le muevan ni una coma”. Pero las prioridades de la dirigencia de MC son otras. Sueñan con ser la segunda fuerza política, para perfilarse hacia el 2030.

Ni Dante, ni Máynez tienen prisa por cambiar la política permisiva de la 4T con el crimen organizado, que ya dejó 185 mil muertos en lo que va del sexenio. Mucho menos el abandono oficial a las madres buscadoras y los casi 100 mil desaparecidos.

Saben de la carencia de acceso a los servicios de salud de 50.4 millones de personas, el rezago educativo, las obras caras y mal hechas, los ataques al Poder Judicial, el agua contaminada, los apagones, el aumento de la canasta básica, el uso del aparato de justicia para amedrentar críticos, la polarización de la sociedad, la lucha de clases versión siglo 21.

No les asusta que se perfilen seis años más de lo mismo.

***

Alito Moreno ofreció ayer renunciar a la dirigencia nacional del PRI y a ser senador, si el candidato presidencial de MC declina por Xóchitl –antes del 3er debate. Le pide también que los spots que aún le quedan a Máynez en los medios de comunicación, los utilice para llamar a votar por la opositora.

El dirigente del PRI tiene claro que el candidatio naranja no va a declinar. De ingenuo no tiene un pelo. Lo que busca es exhibir a MC como esquirol del gobierno.

Acompañó su propuesta con el siguiente mensaje:

“A pocos días de la elección ha quedado claro que MC y su candidato no tienen ninguna posibilidad de ganar la presidencia de la República. Sólo representan un espacio en la boleta electoral para dividir el voto de la oposición.”

***

Máynez le respondió al priista con una burla que se reprodujo por todos lados:

“Me preguntan varios medios de comunicación mi respuesta a este acto de ligera desesperación, pequeñísima desesperación que trae el PRI. ¿Y tu nieve de qué la quieres?

“Renuncia a la dirigencia del PRI. Ese espacio lo debería de ocupar una gente seria, de ideas, de congruencia, renuncia al Senado. Se que estás viendo que legalmente no se va a poder, porque eres muy mañoso”.

Más tarde, en declaraciones a los reporteros, dijo que a Alito y compañía los mueve la desesperación, porque el va en segundo lugar.

“México es más grande que esos grupos de interés y no me bajaré ni uniré a nadie”, remató.

Jorge Álvarez Máynez –nombre completo del emecista—fue el primero que esbozó la posibilidad de declinar, si Alito y Marko Cortés renuncian a la presidencia de sus respectivos partidos. Para el tricolor propone a Beatriz Paredes. Para el azul a Damián Zepeda o a Juan Carlos Romero Hicks.

El emecista tiene una buena excusa para no verse mal. El jefe nacional del PAN no tiene ninguna intención de dejar el cargo antes de las elecciones. Ya lo dejó claro.

La importancia de que PAN, PRI, MC y PRD vayan unidos la destaco Alito en charla por separado:

En el 2021 la oposición, incluido el MC, sacó 23 millones de votos. Dos millones más que Morena y sus rémoras. “De allí la importancia de tener al bloque opositor”, señaló.

“El MC, al no ir con el bloque opositor, pone en riesgo la posibilidad de que logremos una mayoría simple en las cámaras”, advirtió.

***

Jesús Ortega Martínez es el presidente de prospectiva de la campaña de Xóchitl Gálvez. Ayer charlamos con él. Le preguntamos cómo veía el proceso electoral.

“Hace un mes te hubiera dicho ‘la cosa está de la chingada’ pero hoy sostengo que el resultado está muy parejo. Hay empate técnico”, respondió con franqueza.

Chucho, sin embargo, está convencido de que si Xóchitl gana por menos de cinco puntos, habrá conflicto poselectoral. “AMLO nunca lo va a aceptar”, vaticinó.

Con la misma convicción advirtió: “No vamos a aceptar un fraude. A mi edad estoy dispuesto a cualquier cosa para evitarlo”, subrayó.

FIN.

Número de vistas 206

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: vie, 24 May.

Lo último

Notas relacionadas