¡Los periodistas se meten con quien no deben!

Raúl Flores Martínez.

La entrevista que se le hizo al Bart al sicario que intentó quitarle la vida al colega Ciro Gómez Leyva, solo es una muestra de lo que hace el periodismo en el país, incomodar al poder que se encuentra detrás del poder.

La frase de este sicario que dijo en la entrevista que se ha difundido a través del podcast “Penitenciaria” deja entrever que hay algo que incomoda a alguien importante de la política.

“Ese es el tema con los periodistas, que por querer sacar su nota luego se meten con quien no deben o hablan de más, no se ponen a pensar que esas personas tienen un paro más arriba que ellos”.

Ese es nuestro trabajo, todos aquellos que somos periodistas de profesión y convicción sabemos los riesgos que conlleva dar a conocer una noticia que puede cambiar los rumbos de un gobierno o en su defecto llevar a prisión a unos delincuentes; en otros casos, desgraciadamente se arreglan las cosas por ser transmitido en un medio de comunicación.

Eso es el periodismo mal pagado, sobajado e incluso no tomado en cuenta como una profesión, sino como un oficio a pesar de que muchos desde hace años tenemos diversos estudios y profesionalización, entonces ya no es un oficio.

Algo que ha estado generando ámpula es que este podcast “Penitenciaria” realizado por la activista Saskia Niño de Rivera ha levantado ámpula, ha generado diversas confrontaciones entre los que quieren saber la realidad de las cárceles en México y aquellos que no quieren darles voz a los delincuentes.

Si hablamos desde el tema periodístico, la entrevista del “Bart”, tiene mucho de informativo, de revelador que va desde cuanto cuesta una vida en el país, de cómo se prepara un sicario para quitarle la vida a alguien, sobre todo lo que se debe tener el corazón para llevar a cabo un homicidio.

Este tipo de entrevistas deben ser tomadas en cuenta por las autoridades, sobre todo por los jueces para que sepan como deben de conducirse con estos delincuentes durante las audiencias, dónde se les debe de dar la mayor condena en prisión.

Para este tipo de delincuentes confesos no debe de existirlos derechos humanos, sabemos que eso a veces impide poner una pena máxima; pero aquellos que pregonan y lloran como puercos a favor de los derechos humanos, qué harían si un sicario de esta talla quisiera matar a un familiar suyo, seguirán berreando por la aplicación de sus garantías individuales.

El ”Bart” es solo una muestra de como esta descompuesta la sociedad, es una muestra de lo que son capaces los sicarios, es una muestra de que los jueces que ahora están en el ojo del huracán deban de aplicar la ley de una manera tan contundente que dejen precedente para disminuir los delitos de homicidio.

Número de vistas 58

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: vie, 19 Jul.

Lo último

Notas relacionadas