Nestora y la culpa es nuestra

2
314
Rubén Cortés.

Sí, parece circo:

–La secretaria de la Comisión de Derechos Humanos nombrada en el Senado es Nestora Salgado, comandanta de un grupo paramilitar con cárceles particulares que trataba a sus prisioneros como los Jemeres Rojos de Camboya.

–El titular de la comisión del Deporte en la Cámara de Diputados es Ernesto D´Alessio, actor de las telenovelas “Código postal”, “Heridas de amor”, “Contra viento y marea”, “Bajo la misma piel”, “Salomé”, “Aventuras en el tiempo”.

–El presidente de la Comisión de Defensa nombrado en el Senado es Félix Salgado, famoso por pelearse borracho contra policías en una calle de la colonia. Era alcalde de Acapulco cuando el narco tomó esa plaza y ahora tendrá en sus manos información confidencial de seguridad.

–El titular de la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados no es economista sino antropólogo: Alfonso Ramírez Cuéllar, quien asaltó San Lázaro al frente de una manada de caballos, como líder de El Barzón y un juez federal le dictó la formal prisión.

–El presidente de la comisión del Trabajo nombrado en el Senado, Napoleón Gómez Urrutia, quien como líder del sindicato de mineros es acusado de fraude por 55 millones de dólares y desde su puesto tiene oportunidad de encumbrar o derrumbar empresas mineras.

Sí, parece un circo, pero los ciudadanos no dejamos de ser culpables de su existencia porque, en la creencia de que la política es una actividad sucia, la hemos puesto en manos de personajes de escasa reputación que, sin embargo, dirigen nuestros destinos desde las instituciones que pagamos.

Rechazamos la política porque es un asunto de manos sucias, pero se la entregamos a quienes tienen las manos sucias: es un desatino, porque desde esa comodidad damos por hecho que la democracia se sostiene por su propia lógica, o la razón que la asiste.

Ah, pero la democracia nos tiene una mala noticia: hay que defenderla cada día. ¿Ejemplos? El triunfo de los populismos anti democráticos de Trump, Maduro, Ortega, Putin, Erdogan o la posible victoria del ex militar de derecha Bolsonaro en Brasil.

Puede no gustar que el presidente de la Comisión de Cultura en San Lázaro sea alguien del mundo del espectáculo, pero Sergio Mayer hizo campaña, eh, y en la delegación Magdalena Contreras, donde hay un 93.3 por ciento de asaltos callejeros, robo a casas y de coches, acoso sexual…

Es difícil resistir la tentación de citar a Timothy Snyder en Sobre la tiranía: “El error consiste en presuponer que los gobernantes que han accedido al poder a través de las instituciones no pueden modificar ni destruir esas mismas instituciones”.

Entonces, ciudadanos…

Quizá es hora de que nos ensuciemos las manos.