Un “cachito” para ganar un avión; 64 ataúdes para enterrar a los muertos de Guanajuato

0
977

Francisco Garfias.

Andrés Manuel López Obrador lo volvió a hacer. Nos entretiene con la rifa del avión presidencial, un día después de reconocer que, durante el fin de semana, la violencia “se salió de lo normal” en Guanajuato: 64 muertos entre el viernes y el domingo, según datos que el gobierno del Estado le pasó a la presidencia de la República.

Muy orondo, el presidente presentó ayer en pantalla el diseño del “cachito” de 500 pesos de la Lotería Nacional, y hasta una emblemática fecha le puso a la celebración del sorteo: 5 de mayo, aniversario de la batalla de Puebla.

Para librar los escollos legales que se pudieran presentar –la Lotería Nacional solo da premios en efectivo– dio línea a legisladores de Morena para modificar la Ley y eliminar cualquier escollo jurídico que dificulte el sorteo.

Populismo obliga, el “cachito” incluye una leyenda sobre los “nobles” motivos de la rifa del avión: “es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre”.

El luto en Guanajuato –que vive episodios de violencia solo equiparables a los de la Guerra de los Cristeros– pasó a segundo término en el imaginario popular. Unos cuantos muertitos más no hacen diferencia.

Foto: Diario 24 Horas

Llama la atención que la violencia en esa entidad, gobernada por el PAN, alcanza esos pavorosos niveles a pesar de que la presencia de fuerzas federales nunca ha sido tan numerosa. Una prueba de que el tema de despliegue militar o policial no garantiza mejoría en la seguridad.

El maltrato a migrantes, la ausencia de crecimiento, el drama que viven los padres de niños con cáncer, no merecieron tanta atención. Son, a juicio del inquilino de Palacio Nacional, temas “inflados” por los conservadores para desprestigiar a la 4T.

* * *

Claudia Sheinbaum le echó una manita a su jefe. Si el premio cae en la capital de la República, el ganador no pagará impuestos, prometió. Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, no quiso quedarse atrás. Buscará que los 256 integrantes de su bancada compren una serie con 20 cachitos cada una. A 10 mil por cabeza. El senador Ricardo Monreal, hábil como es, evitó opinar sobre la participación de su grupo en la rifa. “Eso no, porque va a ser la nota lo chusco”, evadió.

* * *

Pero otra vez la pinche realidad. Una hora después de la Mañanera, en el piso 40 de la torre Sofitel de Avenida Reforma, la Organización Nacional Ciudadana (ONC), que encabeza Francisco Rivas, presentó su reporte de delitos de alto impacto en 2019.

Se confirman las pésimas noticias. El primer año de la 4T ha sido el peor en homicidios dolosos; el segundo en extorsiones, el quinto en robo con violencia; el octavo en secuestros. “Se incrementaron siete de los 13 delitos que nosotros analizamos”, puntualizó Rivas.

Oficialmente hubo 35,558 asesinados (feminicidios incluidos). Un récord desde que se levantan estadísticas en México.

Rivas hizo notar, sin embargo, que hay “subregistro” en los datos oficiales sobre asesinatos. Para respaldar sus afirmaciones, mencionó el caso de Aguilillas, Michoacán, ocurrido a mediados de octubre del año pasado: 13 policías estatales fueron emboscados y ejecutados por el crimen organizado en esa localidad.

La ONC no encontró registro de esa masacre ni en lo local ni en lo Federal. “¿Qué tantas víctimas más habría en el país quitando los enormes problemas de registro que seguimos teniendo?”, preguntó.

También hay problemas en el registro de extorsiones, secuestros, narcomenudeo y robos, aseveró.

Tomó el ejemplo de la extorsión. La ONC registra un incremento de 27.8 por ciento en todo el país, en relación con el 2018. Hace notar que Michoacán, Tlaxcala, Yucatán y Nayarit son estados donde se reportan entre dos y cinco extorsiones por año.

Rivas preguntó incrédulo: ¿les parece viable que en estados como Michoacán o Nayarit haya habido solo dos o tres extorsiones en todo el año?

Otros delitos que aumentaron son la trata de personas (11.5 por ciento); robo a negocio (2.3 por ciento); robo de autopartes (10.5 por ciento); violación (10. 2 por ciento); y narcomenudeo (18.5 por ciento).

FIN