AMLO dinamita los puentes

0
614

Francisco Garfias.

El Presidente López Obrador no para de asestarle golpes a la industria turística del país.

Primero fue la cancelación de recursos al programa “Pueblos Mágicos”. Necesitaban el dinero para los programas socio-electorales de la 4T. En el 2020 tampoco recibirán un centavo.

Siguió la eliminación del Consejo Nacional de Promoción Turística con la falacia de que el gobierno federal invertía y las ganancias eran para la iniciativa privada.

Ahora salió con la ocurrencia de que no va a haber mega puentes vacacionales, a partir del próximo ciclo escolar. El pretexto es “fortalecer la memoria histórica”, dijo el mandatario, en la mañanera.

“Se que esto va a provocar alguna polémica, pero el que no sabe de dónde viene, no sabe a dónde va. Para nosotros es fundamental la historia”, argumentó.

Pero sí para el presidente es fundamental la historia, para los pobladores de los centros vacacionales es vital el turismo que los visita en los puentes.

Los hoteleros ya pusieron el grito en el cielo. Enviaron una carta al titular de Turismo, Miguel Torruco, para solicitar se frene la anunciada iniciativa.

Sí, Torruco Márquez, el mismo que el año pasado ponía números a la importancia de los puentes.

“Los tres puentes incluidos en el calendario escolar dado a conocer por la SEP representan, en su conjunto, una ocupación hotelera promedio de 65.39 por ciento”.

Pero también significan el arribo de 5 millones 101 mil turistas a habitaciones hoteleras y un derrama económica de 14 mil 270 millones de pesos.

* * *

En este espacio hemos insistido una y otra vez en la necesidad de que el presidente de la República se siente a dialogar con los que piensan diferente. Es un ejercicio común en los países democráticos.

Hay buenas noticias sobre ese tema. Luego de un año, dos meses y seis días de su llegada a Palacio Nacional, el presidente se reunirá con los coordinadores de los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados, incluidos los de oposición.

Nos dicen que los opositores llevan a la mesa temas como los consejeros del INE, la vigencia del parlamento abierto, crecimiento económico y seguridad. El presidente tendrá la oportunidad de escuchar puntos de vista diferentes, y no solo palabras que lo halagan.

¡Así sí!

* * *

Ya es un axioma –verdad que no necesita ser comprobada— que hay “mano negra” en el conflicto que agobia a la UNAM. Hasta el presidente López Obrador lo admite.

¿De quién? “Es lo que hay que ver. Siempre hay quienes mueven la cuna. No debe pasar esto, no hay condiciones. Si existen demandas que se planteen en un diálogo con compromiso”, dijo en la Mañanera.

Y más: “Que no estén pensando los que provocan que vamos a caer en la trampa de la violencia, no nos vamos a enganchar”.

La pregunta es ¿Cómo los van a frenar?

Una y otra vez hemos visto que el lenguaje de los encapuchados es la violencia, el vandalismo, la agresión, so pretexto de eliminar la violencia contra las mujeres en esa casa de estudios. Están peor que Gabino Barrera cuando anda en la borrachera: no entienden razones.

El Rector Enrique Graue coincide que hay “intereses ajenos” en el conflicto. Está consciente de las limitaciones en materia de seguridad que tiene la UNAM frente a quienes vandalizan sus instalaciones, pero tiene confianza en la fortaleza moral de la comunidad universitaria.

Ya puso la denuncia ante la autoridades correspondientes por los eventos del martes pasado. Pide desenmascarar a los responsables y sancionarlos.

¿Y luego?

* * *

Otra buena. Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena en el Senado, adelantó que propondrá reformas a la Leyes para prohibir la circulación de vehículos doble remolque en zonas urbanas, autopistas y carreteras federales del país.

La iniciativa del zacatecano cita un informe de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana que cifra en 13,132 el número de muertes en accidentes de tránsito, durante el 2018, y en 31,608 los lesionados.

“Es lamentable el alto índice de accidentes ocasionados por este tipo de vehículos en circulación. México es uno de los pocos países que aún los permite, a pesar del grave riesgo que representan”, subraya la exposición de motivos.

FIN