Mario quería a Fátima como novia o abusaría de las hijas de Giovana, afirma tía

Ciudad de México.- La tía de Marío “N”, Irma Reyes Castañeda confesó cómo y por qué su sobrino y Giovana asesinaron a la pequeña Fatima.

Según mencionó Irma, luego de 16 años de no verlos, la pareja llegó el pasado sabado 15 de febrero para preguntarle donde podían rentar un cuarto. Ante esto, ella les ofreció un cuarto ubicado en el Ejido Tlazala en el municipio de Isidro Fabela en el Estado de México que no se rentaba desde hace dos años.

Ahí planeaban esconderse luego de haber matado a Fátima, sin embargo, el miércoles por la mañana, la tía de Mario se dio cuenta de que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) los buscaba por el delito de asesinato, decidió cuestionarlos sobre lo ocurrido.

“Entraban al baño, les daba un taco, pero los veía extraños, ósea no hablaban, hasta cuando vi eso y fue cuando ya bajé y les dije, no, ustedes me van a decir algo porque los estoy viendo en la tele, ¿quién mató a la niña?”, dijo Irma Reyes.

La tía narró que luego de esto ellos confesaron que abusaron sexualmente de Fátima y posteriormente la asesinaron.

“Que habían matado a la niña, yo les pregunté, les dije, ¿hijos recibieron dinero?, ¿fue por dinero? Se quedaron callados y dijo la chica, ‘no fue por dinero’ y dije entonces ¿qué fue?, ¿por venganza hijos?, eso no se hace dios mío y me dijo la chica, ella no hablaba y les dije ¿quién fue quien la mató? Y él dijo, yo la agarré y ella le puso los cinturones”, añadió la testigo.

Además señaló que su sobrino quería a niña para “hacerla su novia para toda la vida” y que sino planeaba agarrar a una de sus propias hijas.

También mencionó que su sobrino planeaba no dejar entrar a Giovana hasta que llegara con una niña y que sus hijas estaban con él y por eso fue por Fátima.

“Es que cuando vimos que ya la andaban buscando, la matamos”, confesaron a Irma.

Irma también reveló que minutos antes de la detención, Giovana se le arrodilló y confesó que el secuestro y asesinato de Fátima lo hizo por miedo porque su esposo Mario era muy violento con ella. Sin embargo, la tía de Mario decidió entregaros a la policía y más tarde llegaron a detenerlos.

Cabe señalar, que luego de la detención, los hijos de Mario y Giovana quedaron bajo la custodia de Irma Reyes.

Diario 24 Horas / Con información de Noticieros Televisa