¡El «Pueblo Bueno» no cambiará!

Raúl Flores Martínez.

Tal parece que la segunda fase del Covid-19, ha servido al gobierno Federal a evitar por un momento enfrascarse en las cifras de muertos por el crimen organizado.

Mientras todos nos enfocamos en evitar ser contagiado por el Covid-19, los criminales siguen realizando sus actividades ilícitas, como el cobro de piso, ejecuciones y trasiego de droga.

También utilizan a la población civil para confrontar a las Fuerzas Armadas, claro ejemplo se vivió en Nueva Italia, Michoacán, con un grupo de pobladores que desalojó de sus base a varios elementos del ejército mexicano.

Tras la invasión del predio donde dormían en casas de campaña, los elementos castrenses fueron desalojados y robados de sus pertenencias que fueron repartidas entre la población civil.

Una nueva humillación para el Ejército Mexicano, una nueva humillación para sus elementos que tienen que aguantarse el coraje por el robo de sus pertenencias.

¿Hasta cuándo se seguirá permitiendo tales humillaciones?

Qué debe pasar o qué deben hacer los militares para ganarse nuevamente el respeto, ese respeto que de tajo 04les quitó el Presidente López Obrador para favorecer al «pueblo bueno».

«Pueblo bueno» que es financiado por el crimen organizado, «pueblo bueno» que confronta, roba y humilla con el sello del Cártel de Jalisco Nueva Generación, La Nueva Familia Michoacana, Los Viagras, etc.

El «pueblo bueno» no cambia y no cambiará nunca, está acostumbrado a la vieja usanza priísta, acostumbrado que le regalen todo.

En la actualidad le regalan apoyos bimestrales por el gobierno morenista y el crimen organizado, ese «pueblo bueno» que recibe dinero con las dos manos.