Estancias infantiles ¿cuáles estancias?

0
792

Rubén Cortés.

Las estancias infantiles cumplen un año sin subsidio del gobierno, y a los Refugios y Centros de Atención Externa para mujeres el gobierno les retiene aún 405 millones 761 pesos destinados en el presupuesto para este año. 

Sin embargo, la titular de Segob se encuentra tan desconectada del gobierno, que ayer, por la declaratoria de emergencia, propuso que los refugios, centros de atención a mujeres víctimas de violencia y las estancias infantiles sean servicios esenciales. 

¿Cómo será esencial algo dejado de la mano de Dios por el gobierno? Y, en el caso de los Refugios y Centros de Atención Externa para mujeres, éstas y sus hijas e hijos tienen la vida en riesgo mientras no les sean liberados esos recursos. 

Porque a las organizaciones femeninas les preocupa la crisis por el Covid-19, no sólo en relación con la salud de las mujeres, sino por el  incremento de casos de violencia machista en los hogares, que surgirán como consecuencia del aislamiento social. 

La estancia forzosa en casa durante más de un mes (por ahora) provocará un incremento de la violencia intrafamiliar contra las mujeres, por las condiciones de hacinamiento y falta de ingresos económicos. 

Así que lo mejor que podría hacer la secretaria de Gobernación es, al menos, gestionar con Hacienda que entregue esos 405 millones 761 pesos, aunque parece difícil, pues Hacienda ni siquiera pudo comprar 15 mil respiradores para la emergencia sanitaria actual. 

Hacienda no pudo superar “complicaciones administrativas” y “facturas en el extranjero”, por lo que ahora México tiene solo cinco mil de los más de 20 mil respiradores que necesita ¡Como va entonces a saber liberar la lana para los refugios de mujeres! 

Sí: la titular de Segob debe de estar muy desconectada del gobierno para proponer como servicios esenciales algo que el gobierno tiene en el abandono total, como los refugios, centros de atención a mujeres víctimas de violencia y estancias infantiles. 

Muchas estancias infantiles, por ejemplo, han cerrado y otras incrementaron sus colegiaturas para no desaparecer, ya que el gobierno dice que entrega mil 600 pesos en mano a las madres para que ellas, o las abuelas, cuiden a los niños. 

Cuando la 4T asumió la presidencia, había nueve mil 125 estancias infantiles en todo el país, y 93.9 de los beneficiarios consideraron que “mejoraron su calidad de vida y de sus hijos, por brindarles la posibilidad de empleo, salud mental, salud física e ingresos”. 

Así lo reveló un monitoreo del programa en 2018, realizado por el Coneval, mientras que 96.5 por ciento consideró que la atención y cuidado de sus hijos tuvo un impacto positivo en el desarrollo del lenguaje de los niños. 

Ah, pero la 4T quitó las estancias… 

Para dar lana en mano.