La “infalibilidad” de la 4T

0
590

Francisco Garfias.

AMLO volvió a dar muestra de que está desconectado de la realidad. No le cabe en la cabeza que en las redes sociales haya críticos de su gestión de carne y hueso.

Para él, son “bots” pagados que forman parte de una conspiración neoliberal contra la Cuarta Transformación.

En estos estos 17 meses que ha estado en la presidencia de la República, hemos sido testigos de que frente a cada dato objetivo que no le favorece, responde con la misma evasiva “yo tengo otros datos”.

El presidente sabe, por ejemplo, que en redes sociales hay una tormenta de cuestionamientos a su gobierno. Ayer lo aceptó en la mañanera, pero dijo que son artificiales.

“Son bots. Ese es un tema que vamos a tratar aquí, porque vamos a pedirle transparencia a Face, a Twitter, que informen sobre quiénes son sus clientes, quiénes les compran”, dijo.

México es el país en donde más se trafica con lo de los bots, aseguró Lopez Obrador.

El hecho de que un presidente no reconozca la crítica; que la minimice o la descalifique, resulta preocupante.

Salinas de Gortari ni vio ni oyó a sus opositores.

Su sexenio terminó con el error de diciembre, el mismo año del levantamiento armado del EZLN en Chiapas.

+++

Porfirio Muñoz Ledo no es el único legislador morenista que entiende que en tiempos de crisis hay que aumentar las coincidencias y disminuir las divergencias.

Hay otras dos legisladoras del partido en el gobierno que integran la lista de 95 diputados que firmaron el punto de acuerdo para promover el “Ingreso Básico Vital” a los más necesitados en estos tiempos de emergencia económica: Lorena Villavicencio y Gabriela Cuevas.

El Ingreso consiste en un apoyo gubernamental de 3 mil 700 pesos mensuales para gente que lo necesite en esta emergencia sanitaria y económica.

Las promotoras del exhorto son la panista Laura Rojas, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; Verónica Juárez, jefa de la bancada del PRD en San Lázaro; y Marta Tagle, del MC.

Es cierto que los puntos de acuerdo en el Congreso son como llamadas a misa, pero este llama la atención en particular por lo que representa.

Para decirlo en palabras de Laura Rojas: “Por primera vez (en la presente legislatura) nos estamos uniendo todos los grupos en aportar soluciones a la crisis. Queremos superar la división y ser propositivos más allá de los colores”.

Rojas nos adelantó que lo plantearán en el Presupuesto cuando haya oportunidad.

Lamentablemente ni Mario Delgado, ni la fracción parlamentaria de Morena, a excepción de los mencionados, apoyan el documento. Ellos sólo respaldan las dádivas que propone AMLO en sus programas clientelares.

***

El doctor López-Gatell ya cambió el Modelo “Centinela” por el de “Titiribaco”: un día estamos arriba y el otro muy abajo, dice el diputado del PRI, Héctor Yunes Landa.

“Pasó de ser un prestigiado infectólogo a un mal político-estadístico”, aseguró el priista.

Y es que López-Gatell, vocero gubernamental de la pandemia, ha dicho, basado en Centinela, que el número de contagiados del Covid-19 en México puede ser superior ocho veces, o hasta 30, a la cifra oficial que nos dan cada noche.

El número de casos confirmados, hasta anoche, era de 26 mil 25. En el mejor de los casos estaríamos hablando de 208 mil casos, y en el peor de más de medio millón.

Cito a la BBC News sobre los motivos de la controversia que ha provocado ese programa de vigilancia epidemiológica en México conocido como “Centinela”.

“Se debe a que la Secretaría de Salud decidió utilizarla en lugar de aplicar pruebas masivas en la población para detectar contagios”, señala.

El ex secretario de Salud, José Narro Robles, de plano dijo hace días que las cifras oficiales “no cuadran”, al recordar que, según la OCDE, «México está en último lugar de pruebas realizadas para detectar el virus”.

FIN.