Empresarios recurren al Senado, luego que AMLO los bateara por un chisme

0
524

Francisco Garfias.

Andrés Manuel López Obrador los bateó. No quiso recibir a las organizaciones empresariales que buscaban plantear 68 propuestas para hacer frente a la peor emergencia económica en cien años, derivada del Covid-19.

El presidente hizo caso de chismes que corrían en Palacio alrededor de una respuesta que dio Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, a una pregunta sobre su eventual remoción y la revocación de mandato, en una videoconferencia.

“Mi respuesta se malinterpretó y generó un teléfono descompuesto”, describió el propio Salazar Lomelí, en una carta personal que dio a conocer SPDNoticias.

Eso y la versión de que el titular de la CCE se había reunido supuestamente con “los duros” del sector privado interrumpió la comunicación personal entre ambos.

El CCE es un mecanismo que representa e integra preocupaciones de las 12 organizaciones más importantes del sector privado. Tiene una idea diferente a la de AMLO sobre cómo hacer frente a la crisis, pero eso no necesariamente significa que haya confrontación.

***

Las organizaciones buscaban un interlocutor de altura con acceso a López Obrador. Lo encontraron en el senador Ricardo Monreal.

Ayer se dio una reunión virtual, promovida por el senador emecista Dante Delgado, entre los representantes de las organizaciones empresariales y senadores de todos los partido.

La encabezó el jefe de la bancada de Morena en el Senado.

En esa reunión, Salazar Lomelí hizo alusión a las críticas que se le hacen a los empresarios en el sentido de que sólo se preocupan por el crecimiento, pero no por el desarrollo.

Repitió palabras que le hemos escuchado varias veces en boca del presidente: que los empresarios sin dimensión social pretenden socializar las pérdidas y privatizar las ganancias.

“Nuestro rol fundamental –explicó el presidente del CCE– es crear empleos, que el trabajo se traduzca en un desarrollo del consumo; que las personas al consumir, puedan tener algunos excedentes que permitan ir creciendo la inversión en el país”.

Subrayó: “sin crecimiento no hay desarrollo”.

El CCE espera que sus 68 recomendaciones para reactivar la economía hagan eco en los legisladores “y nos ayuden a llevar este acuerdo nacional y a estar sentados con el Poder Ejecutivo», señaló.

Y más: “en ninguna de esas recomendaciones se habló de usar recursos que se pudieran convertir en Fobaproa, o cualquier adjetivo que podamos poner a eso”.

Entre las recomendaciones está la cuidar de la liquidez y el empleo, lograr una mejor coordinación entre todos los órdenes de gobierno.

Pero también financiar el capital de trabajo de las empresas que se han quedado sin recursos en estos días.

Salazar coincidió con Monreal en la importancia de la eficacia, la coordinación y la unión. Las puso por encima de la geometría política: si eres de izquierda o de derecha.

El político de Zacatecas prometió revisar las propuestas del CCE para reactivar la economía en un período extraordinario que se convocará para la segunda quincena de junio.

Anunció varias comparecencias virtuales de integrantes del gabinete: Marcelo Ebrard, canciller; Alfonso Durazo, Seguridad; Jorge Alcocer, Salud. Pero también el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

Nos brincó el hecho de que no figura en la lista de comparecientes el zar anticoronavirus, Hugo López-Gatell, el hombre que mueve los hilos en materia de emergencia sanitaria, cuya presencia es reclamada por la oposición.

***

Luego de las fundadas críticas de tres ex secretarios de Salud —Frenk, Chertorivsky y Narro— al manejo y las cifras del Gobierno Federal del Covid-19, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) anunció que se investigan contratos que realizó la administración anterior en el sector salud.

Aclara que no se investiga a ninguna persona en particular, sino que se analizan las contrataciones que se hicieron en el sexenio anterior.

Lo extraño es que la propia UIF dice que ya se presentaron denuncias en la Fiscalía General de la República. No especifica contra quién y porqué.

¿Contra quien resulte responsable?

Y eso que el presidente dice que la venganza no es su fuerte. ¿Qué tal si lo fuera?

FIN.