Otro morenista que abre los ojos

0
1539

Francisco Garfias.

El pasado 20 de mayo llegó a mi Whats App un mensaje con la intervención del diputado de Morena, Eraclio “El Yaco” Rodríguez, presidente de la Comisión de Agricultura en San Lázaro, con duras críticas al presidente López Obrador y a su Gobierno.

Venía sin membrete, sin fecha, sin remitente. Solo el discurso de Yaco. “Me lo pasaron por el grupo de Ganaderos de Bravo”, nos dijo la fuente que lo hizo llegar.

El tono era rudo, directo, de indignación hacia AMLO. Muy inusual para un diputado morenista.

Ni Porfirio Muñoz Ledo se atreve a imputar en forma tan directa al presidente. Teníamos que verificar la autenticidad del ese documento. Ya se publicó, pero merece el comentario.

Yaco acusa al autócrata de Palacio de quitarle a la producción a los alimentos y al fomento a la agricultura, ganadería y campo más de 8 mil millones de pesos que serán desviados a sus programas prioritarios.

“Es cierto, lo dijo en Chihuahua”, nos confirmó el senador de Morena, José Narro Céspedes, presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural en la Cámara Alta.

Va textual lo que dijo el diputado Rodríguez:

“Las prioridades del presidente son mayores a las de los miles de productores de alimentos, quienes llenamos los anaqueles de los centros comerciales.

“Los alimentos no se dan por decreto en las bodegas de Wall Mart, Soriana o Aurrera”.

Y es que, según Yaco, por instrucciones del presidente se quitaron 2 mil 500 pesos de Financiera Nacional de Desarrollo que se utilizaban para seguros agropecuarios. Otros mil 500 fueron retirados de presupuesto al campo.

No especificó de qué son los 4 mil millones de pesos restantes.

Le pedimos una reacción a Narro Céspedes. Esto fue lo que nos mandó, vía WApp:

“Es estratégico lograr la autosuficiencia alimentaria con los pequeños productores para lograr la paz social. Para lograrlo se requieren políticas públicas y programas que, con recursos manejados con transparencia apoyen para lograr la seguridad alimentaria.

“Este tema es de seguridad nacional. Quitar recursos al campo, que no están destinados para privilegios sino para apoyar la producción atenta contra la soberanía y seguridad”.

Hacen falta morenistas con valor de inconformarse por causas justas con López Obrador. No son pocos los que lo cuestionan en privado. Los he escuchado. Pero en público no se atreven.

***

Que no le toquen Pemex al presidente de la República. “Lleva petróleo en las venas”, me dijo alguna vez uno de sus ex colaboradores.

López Obrador descalificó un monitoreo de la estadounidense Nasa (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio).

Ese monitoreo afirma que cinco de las seis refinerías de Pemex están entre las 25 más contaminantes del mundo.

“¿Y por qué no dijeron nada antes? Estaban en la luna”, bromeó AMLO.

Más adelante admitió: “¿Cómo no van a contaminar si las dejaron casi convertidas en chatarra estos irresponsables corruptos?”.

Ya sabemos que con él, la culpa del presente siempre la tiene el pasado.

¿Y ahora que vuelvan a utilizar combustóleo en la generación de electricidad –y generen más contaminación– también será culpa de los 26 años de neoliberalismo?

***

La protesta de los consagrados directores Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, aunado al esfuerzo del diputado Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura, rindió sus frutos:

Mario Delgado, jefe de la bancada de Morena en San Lázaro, se comprometió a que FIDECINE sea sacado de la lista de los 44 fideicomisos que Morena quiere eliminar por su manejo “opaco”.

Mayer nos confirmó que el hombre de Palacio ya dio luz verde a sus diputados para que se conserve ese fideicomiso. “¡Lo logramos!” nos dijo contento.

No solo eso. La iniciativa presentada por Dolores Padierna, que contiene modificaciones a 14 leyes para eliminar 44 fideicomisos, se va completita a la “congeladora”, ante la avalancha de críticas. ¡Sí se puede!

FIN.