Constellation Brands: el gobierno cancela, pero el ciudadano paga el pato

Raúl Tortolero.

Es absurdo pensar que una empresa cervecera como Constellation Brands habría ya gastado 900 millones de dólares en construir su planta en Mexicali –cuyo costo final sería de 1,400 millones de dólares-, si no hubiera asegurado primero la totalidad de los permisos necesarios.

El gobierno de López Obrador pretende detener la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali con una consulta irregular, sin fundamento legal que la sostenga, y en la que además sólo votaron 27, 973 personas -el 3.5% del padrón total, que es de 796,447 ciudadanos-. Esta “consulta” no es una razón jurídica válida.

¿Qué es lo que provocó esta consulta a todas luces “anormal”? Que no se generen al menos dos mil empleos directos, y hasta 30 mil indirectos. Estamos en plena crisis económica mundial, y lo último que la 4T debería promover es que pierdan oportunidades de empleo los habitantes de Mexicali y ahuyentar a los inversionistas. Las acciones de Constellation Brands cayeron en cerca de un 10% tras la cancelación. Hoy, el costo es de 107.47 dólares por acción.

El gobierno federal claramente estaría violando el derecho humano al trabajo de estos miles de personas que ya estaban alistándose para laborar en esa planta. Y el de los inversionistas también. Por supuesto, este caso no sólo va a agotar las instancias nacionales, sino que en su momento llegará a las internacionales.

Expertos consultados consideran que se están asimismo violando cláusulas establecidas en el T-MEC. Y esto traerá consecuencias muy negativas para el gobierno. Si es necesario que éste pague una fuerte indemnización a la empresa por cancelar –hay quienes calculan unos 800 millones de dólares-, quienes realmente vamos a pagarla somos todos los contribuyentes mexicanos. Una vez más, nuestros impuestos al bote de basura. Constellation Brands es el NAIM de 2020.

El gobierno se está tragado los cuentos de un puñado de personas que alegan el derecho al agua. O usa ese argumento, sabiendo que es un cuento. Porque ese derecho de ninguna manera estaría comprometido. La planta de Constellation Brands, sólo usaría cerca del 1% del agua que consume Mexicali, ciudad que en su mayoría se surte del río Colorado. Dicho por el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo Manzur, el 20 de enero pasado, en una reunión de todas las partes, en Mexicali. La operación de la empresa “no afectaría” el abasto de la ciudad, dijo. (https://www.animalpolitico.com/2020/01/constellation-brands-abasto-agua-mexicali-semarnat/)

Constellation Brands ha ya explicado que sólo consumiría 1.75 millones de metros cúbicos de agua al año, para generar 5 millones de hectolitros al año, lo cual fue validado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua. El río Colorado tiene un caudal de 3 mil millones de metros cúbicos.

La empresa tiene en funciones dos plantas en territorio nacional, en las que produce las cervezas de Grupo Modelo, una en Ciudad Obregón, Sonora, y otra en Nava, Coahuila.

La peor señal que puede enviar López Obrador al exterior (y al interior ni se diga) mientras vivimos una crisis económica de estas dimensiones, es no generar confianza. Y no sólo es esta cancelación ad hoc lo que causa inseguridad, alejamiento, desconfianza, sino su cotidianidad, que contraviene las disposiciones de la OMS para acotar el coronavirus. La prensa internacional se pregunta por qué López Obrador sigue de giras, saludando y besando, e incluso alentando a salir en familia a comer a restaurantes y fondas.

Si el abasto del agua está a salvo en Mexicali, ¿en qué le conviene políticamente al presidente cancelar la planta? Sólo le traerá innumerables problemas. Muy pronto, los ojos de la inversión voltearán para otras naciones. Y en México el electorado, cada día más informado, sabrá que va a pagar las multas de la cancelación, de nuestras bolsas, con los impuestos, con las consecuencias electorales que ello implica contra Morena.

En la mañanera del lunes 23, López Obrador dijo que quería el crecimiento del país, pero no así, no sin cuidar el medio ambiente… Esa vena ecologista suena bien, pero los hechos dicen otra cosa, ya que al mismo tiempo, le apuesta fuerte a Dos Bocas. Esto hasta sus cercanos se lo han criticado, como Porfirio Muñoz Ledo, quien tuiteó que no había que construir refinerías nuevas, sino alquilarlas, e invertir en energías limpias.

Los ciudadanos debemos alzar la voz para que nuestros impuestos no sean usados, una vez más, para pagar las cancelaciones injustificables que hace el presidente, que de paso ennegrece las esperanzas de quienes confiaron en él, justamente, para tener mejores empleos.

Twitter: @raultortolero1

(Visitado 75 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: sáb, 26 Nov.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Era civil

Por. Carlos J. Pérez García Ni siquiera, mucho ojo con eso, hay que dar la extremaunción al líder y sus tiempos. Hierba mala nunca muere,

México cae ante Argentina 2-0

La Selección Mexicana no pudo contener ni sumar goles ante Argentina, en el encuentro que se disputó este sábado en el Mundial de Qatar, al