“Y mis candidatos son: de tin marín de do pingüé, cúcara mácara…”

Miryam Gomezcésar.

El tiempo apremia y todo en el escenario político se acelera. El dinero que al gobierno del estado falta y reclama a la Federación con apremio para obras y servicios, no es el mismo que fluye a borbotones para pagar los contratos publicitarios a empresas y periodistas como pretenden sellar los datos duros de la realidad agobiante en Quintana Roo, algo que permite un jugoso convenio: yo veo el mismo tono del color con que usted mira señor gobernador, exclaman algunos y algunas.

Dicen que según el sapo es la pedrada. En este gobierno llamado del cambio durante su campaña, en el poder nada cambió, en realidad es más de lo mismo y proceden idéntico a lo acremente criticado tanto a Félix González Canto como a Roberto Borge Angulo. En materia de simulación poco importa la hipocresía cuando de evitar sorpresas desagradables al sistema se trata, de ahí que sea el tenor electoral donde la manipulación puede palparse aferrada y sugiere el enorme tamaño impuesto por el miedo a perder.

Serán elecciones concurrentes de cuatro Distritos Federales y once presidencias municipales. Aunque hay varios micro partidos, morena es el que representa mayores riesgos al panismo en decadencia. La dificultad mayor está en la definición de candidaturas porque, aunque abundan los apuntados, son realmente pocos los que pueden dar la pelea con cierta garantía de triunfo. La cosa es por dónde lanzarlos. ¿Por Morena o por el PAN? De tin marín de do pingüé, cúcara macara títere fue… porque aunque sean del mismo barro, nunca será lo mismo olla que jarro.

Se dice que no hay compromiso con nadie pero el intento de controlar al partido puntero para imponer en ésta próxima elección a los sucesores en las diputaciones federales y principales presidencias municipales de la zona norte que son las atractivas por ser las mayores captoras de divisas en dólares, con actividad vigorosa de turismo donde la posibilidad de establecer grandes negocios es real, esto visibiliza el tamaño del reto que se complica al paso del tiempo por temor a perder-perder en vez de ganar-ganar que es el propósito principal.

Los senadores Marybel Villegas Canché, José Luis Pech Varguez y el diputado Luis Javier Alegre, son los rivales más visibles a vencer de cara a la sucesión gubernamental un año más tarde (2022). Marybel, con conocimiento y experiencia de campo reconocidos que le da cierta ventaja frente a otros aspirantes no menos relevantes en la lucha por el poder pero con su principal enemigo político que sigue siendo el gobernador Carlos Joaquín González.

El Dr. José Luis Pech hace lo suyo, es cauto y trabaja sin prisa pero sin pausa, en el entendido de la importancia que tiene lo que suceda primero en las elecciones del 2021 cuyo resultado le permitirá tener una aproximación más real de la tendencia.

¿Qué decir de Luis Javier Alegre? Un hijo obediente, alguien que llegó con la estrella de su padre el poderoso don Gastón Billetes ¡perdón!, quise decir, don Gastón Alegre.

Sin descartar la natural participación del Dr. Arturo Contreras Castillo, actual Secretario de Gobierno, un chetumalense reconocido con amplia trayectoria en la administración pública, está entre los más destacados.

Entre los aspirantes hay mucho cartucho quemado, mucha bala de salva que no se resigna a quedar relegado y volverá a participar a costa de lo que sea, así podemos mencionar al ex diputado Emiliano Ramos y su cuñado Rafael Quintanar que ahora buscan congeniar con el líder estatal del Partido del Trabajo, Hernán Villatoro Barrios, con tal de obtener una candidatura.

Otra figura pública es el acaudalado Ing. Gregorio Sánchez Martínez que en ésta ocasión ya hace calistenia para pelear la diputación de uno de los distritos de la zona norte para Encuentro Social, al igual que, se dice, lo mismo hará Mario Villanueva Tenorio en el Distrito de la zona sur.

Muchos heridos quedarán en el campo antes de la batalla, como el diputado local panista dos veces plurinominal (y se quejan de los ninis) E. Lorenzo Martínez Arcila cuestionado por la turbiedad con que manejó los recursos en la XV Legislatura, sin margen de maniobra para moverse, de hacerlo podrían aplicarle la aplanadora fiscal que lo dejaría irremediablemente fuera.

Pero lo anterior son apenas algunos nombres de los muchos que habrán de salir en las listas de los partidos antes de finalizar el año, el problema está en  el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), donde a su ex lideresa nacional Yeidckol Polevnsky, se le complicó la estrategia.

Al insistir en negociar las candidaturas a las presidencias municipales y diputaciones federales directamente con el gobernador Carlos Joaquín González, causó alboroto, restó seriedad a esa organización en momentos de selección interna delicados.

De por sí se complicó el panorama a morena al anunciar la posibilidad de aceptar ¡ooootra vez! candidatos externos del PRI para el proceso que se aproxima, el recuerdo de la pasada inclusión de militantes priístas como candidatos morenistas terminó en reclamos y rechazo a las imposiciones, logrando enturbiar a la organización.

Ese partido en Quintana Roo está contagiado con el virus de la incongruencia que produce una miopía severa. El problema es más interno que externo, serio y muy complicado si se consideran las posturas encontradas entre sus líderes y militancia, su principal obstáculo es ponerse de acuerdo, no pueden ni quieren hacerlo.

Divididos en grupos segregacionistas, por un lado están los radicales con cierto conocimiento político pero sin trabajo operativo (políticos de café, pues); son figuras con una capacidad de arrastre muy relativa, es un grupo de soberbios negados a debatir con los demás por el simple hecho de no creerlos a su altura.

Por otro, están quienes tienen trabajo de campo, han demostrado capacidad aglutinante, pero que, al mismo tiempo, no son tomados en cuenta en los procesos, relegados por los radicales. Sin embargo, existe un tercer grupo donde están los menos preparados, no conocen las leyes, ni las normas ni el tema político electoral, no son representativos pero son militantes que pelean su derecho de participar por ser fundadores, y lo tienen. El enredo es perfecto.

En medio de este embrollo, hay otros ángulos relevantes en mucha de la militancia que es realmente desconocedora del trabajo político, de la función pública, del aspecto legal y, en particular de lo que hay hecho y de lo que se requiere para avanzar en cada tema de la agenda pública, con una preparación limitada para entablar un debate medianamente coherente sobre el diseño de las políticas públicas requeridas, la diferencia entre los problemas sociales, los políticos y los económicos y su probable solución.

Aunque las candidaturas están indefinidas aún y la lista de aspirantes es tan larga como en todos los procesos y en los demás partidos, en estos últimos sus figuras que tienen trabajo efectivo realizado, ya en el poder han sufrido el mismo desgaste que han padecido todos los políticos cuando en mayor o menor medida han tenido que tomar decisiones impopulares por cuyo recuerdo ahora difícilmente podrían lograr una votación mínimamente aceptable.

La apuesta del PRI, que intentará ir en solitario a la elección al igual que el PAN sin la muleta del PRD, los expone a perder incluso su registro si consideramos el porcentaje de sufragios obtenidos en la última contienda yendo en alianza con otros partidos. El caos es profundo.

De esta forma, la apuesta estará entre los que la tienen más segura yendo por la reelección, se dice que serán: Mara Lezama en Benito Juárez, Laura Beristain en Solidaridad, Víctor Mas Tah en Tulum, Pedro Joaquín Delbouise en Cozumel. Otros aspirantes listos para dar la batalla son el ex priísta Jesús Pool Mo ahora de Morena, José de la Peña Ruiz de Chávez del PVEM, el actual regidor del PVEM, Guillermo Miranda, la ex priísta Laura Fernández Piña ahora del PVEM al igual que las diputadas morenistas Patricia Palma Olvera por la presidencia municipal de Othón P. Blanco y Adriana P. Teissier Zavala, entre otros muchos nombres de los acelerados que comen ansias por participar.

(Visitado 51 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio (USD) - CurrencyRate.Today

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Si es venganza, no es justicia

Por: Mariana Moguel Robles Aquí estoy. Sentada frente a una computadora tratando de desmadejar una maraña de pensamientos que hace años no dejan de perseguirme

Telmex, la joya de la corona

Por. José C. Serrano El cenit de las empresas paraestatales, en México, se alcanzó al finalizar el sexenio de José López Portillo (1976-1982), había 1150

¡No han resultado los abrazos!

Por. Raúl Flores Martínez La estrategia de los “Abrazos, No Balazos”, tal parece que no está dando resultado, tan claro es el poder del crimen