Obsequia un mundo imaginario; libros para estas fiestas

México.-Al regalar un libro obsequias un mundo, un universo paralelo, un viaje imaginario que te libera de una realidad que te atosiga o atemoriza; este objeto puede convertirse incluso en un bálsamo, en un descanso”, comenta en entrevista Juan Domingo Argüelles.

Por estas razones, el estudioso del libro y la lectura invita a recuperar, en estas fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos, al libro como un regalo, “un concepto que se ha ido perdiendo en nuestros tiempos.

Vivimos en un mundo cambiante que puede ser terrorífico, como ahora. Habrá personas que, al principio de la pandemia, estaban muy interesadas en leer libros sobre este tema, la peste, las enfermedades; pero, ahora, la mayoría está harta y busca historias diferentes. Un libro libera, al obsequiarlo entregas un mundo de fantasía en el que no está presente la cotidianidad. Ayuda a olvidar esta tragedia”, afirma.

El poeta y ensayista dice que regalar libros “es la gran oportunidad que tenemos de propiciar el surgimiento de un lector; o, bien, reforzar el gusto por la lectura de personas que ya leen”.

Destaca que, en este tema, siempre le gusta citar al escritor Gabriel Zaid, quien dice que “regalar libros es repartir obligaciones”. Añade que “esta especie de aforismo es afortunado, porque revela el concepto que tenemos del objeto libro”.

El editor aclara que “son muy pocas las personas que consideran que un libro sea un buen regalo. La mayoría espera otro tipo de obsequios. Pero también es cierto que muchos desean que les regalen un buen libro que no hayan leído y por éstos vale la pena tenerlo en mente”.

Señala que urge recuperar la buena fama del libro como regalo. “Platicando con diversos escritores, han coincidido que cuando eran niños o adolescentes su ilusión era que llegara su cumpleaños o Navidad para que les regalaran libros. Sabían que llegarían varios libros entre los regalos. Pero ahora ya no sucede eso y hay que recuperar esa buena costumbre”.

El autor de ¿Qué leen los que no leen? y Si quieres… lee. Contra la obligación de leer y otras utopías lectoras indica que esta pandemia, que nos ha obligado al encierro, “ha demostrado que el ‘objeto libro’ sigue teniendo un valor y una vigencia extraordinarios”.

Considera que el formato impreso continúa gustando más que el electrónico. “Las librerías y las editoriales podrán salvarse sólo saliendo al mercado con títulos nuevos, y ya lo están haciendo. Los libros digitales se venden poco y representan poca ganancia para una editorial”, asegura.

Juan Domingo Argüelles subraya que este año es más importante que nunca obsequiar libros. “Hay que
apoyar a la industria editorial, que está bastante lastimada. Con nuestras compras, ayudaríamos a que este sector
se recupere”.

El autor de una docena de títulos dedicados a estos tópicos admite que es vital que la gente lea por placer, no por obligación. “Todos los libros pueden ser placenteros, no sólo los de literatura, sino también los de filosofía, religión, historia, aventuras e incluso de ciencia. Hay títulos densos que tienen un placer especial”.

Y hace una recomendación. “Nunca debemos interrogar al amigo sobre el libro que le regalamos, jamás hacerle un examen. La gente se siente muy presionada cuando le regalas un libro y a la semana siguiente le preguntas qué le pareció, qué personaje le gustó más, etcétera. Debemos alentar que su lectura sea gozosa, así habremos iniciado a un lector”, concluye.

 

¿CÓMO ELEGIR?

  • Se deben conocer los intereses, sentimientos e inteligencia de la persona que recibirá el obsequio.
  •  No puede regalarse cualquier libro a cualquier persona.
  • Asegúrese de que a quien se busca complacer no tenga el libro.
  •  Si quien recibirá el regalo lee mucho, preguntar a gente cercana qué libro le gustaría leer.
  • Si no es un lector asiduo, dar un libro atractivo de lectura no complicada.
  • Excelsior
(Visitado 4 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: USD

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas