Maru Campos ya es candidata; por elección interna, no por “cuota de género”

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

El reciente fin de semana, Maru Campos Galván ganó la eleción interna de su partido, el Partido Acción Nacional (PAN), que fue llevada a cabo para determinar quién será el candidato de este instituto político a la gubernatura del Estado de Chihuahua.

Maru Campos, Alcaldesa de Chihuahua hoy con licencia, ganó con una votación de 62%. Vale la pena destacar que, a esta elección interna, concurrió casi el 90% del padrón de militantes del PAN en Chihuahua. Su triunfo fue contundente y así lo reconoció su contrincante, el Senador Gustavo Madero.

Más allá de nuestra filias y fobias políticas, el triunfo electoral de Maru Campos es relevante en sí mismo, ya que demuestra que los mecanismos de competencia inherentes a la democracia moderna son suficientes para asignar triunfos y derrotas.

El triunfo electoral de Maru Campos nos demuestra, además, lo corrosiva y perniciosa que resulta la mitología feminista; esa mitología que viene contaminando a nuestra democracia desde hace algunas décadas, especialmente con su monserga de la “cuota de género”. Ya saben: asignar candidaturas o cargos públicos a una mujer sólo por el hecho de serlo.

¿Por qué nuestra democracia ha permitido tal aberración? ¿Por qué las mujeres deben acceder a candidaturas o a puestos públicos sólo por su estructura cromosómica-genital-gonadal-hormonal y no, como debería ser, por sus méritos en el ámbito de la política?

Allí tenemos a la panista Maru Campos que, incluso con graves acusaciones de corrupción y la animadversión del actual Gobernador, Javier Corral, ganó una elección interna con una cómoda ventaja, sólo por su oferta política al electorado panista; oferta que consiste en proyecto y trayecto.

El electorado panista valoró la personalidad y la experiencia de ambos contendientes, y terminó por decantarse a favor de Maru Campos. Así de simple, porque así y sólo así debe funcionar la democracia.

En el mercado de “lo público”, los políticos deben ofrecer ideas y experiencia para que el electorado elija la opción de su preferencia. ¿Qué tiene que ver el sexo de las personas en todo esto? ¡Nada! Se trata de variables independientes. Pero ya sabemos que a las feministas y a sus “aliades” no se les da la lógica, ni la racionalidad científica, ni la metodología de la investigación científica.

Maru Campos ganó su candidatura a través de la competencia democrática, no a través de esa aberración feminista llamada “cuota de género”… ¡un auténtico monumento a la mediocridad!

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 724 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: jue, 30 Jun.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas