Un alto en el camino y cambio de estrategia ante COVID

Fernando A. Mora Guillén

Fernando A. Mora Guillén*.

  • Un alto en el camino y cambio de Estrategia ante COVID.
  • Ahora van las escuelas privadas por reapertura.
  • Ante la incertidumbre, inestabilidad monetaria 7% de fluctuación en una semana.

A lo largo del último año, desde ésta y otras tribunas, he insistido en la necesidad de ser resilientes y reinventarnos; el COVID-19 es un parteaguas, que marca un antes y un después en la humanidad. Ya nada volverá a ser igual, y no estamos ante una “nueva normalidad”, es la nueva realidad que habremos de enfrentar por esta u otras bacterias.

Partimos en Marzo de 2020, de una estrategia gubernamental que establecía que el COVID-19 no era mortal, que era una enfermedad llevadera por lo que no debíamos suspender actividades laborales, académicas, o sociales. Conforme avanzaban las semanas, y ante el incremento de contagios, y el registro de muertes por Coronavirus en México y el Mundo, fue necesario decretar la emergencia sanitaria, y pese a que las recomendaciones de Epidemiólogos y especialistas, establecían la necesidad de portar el Cubrebocas, el confinamiento social, el respetar la Sana Distancia, y el lavado de manos de cinco a ocho veces al día, el Presidente de la República, y varios funcionarios, continuaron sin portar Cubrebocas, y sin acatar las recomendaciones. Se invitaba a seguir reuniéndose con familiares y amigos, así como a consumir en fondas y restaurantes, para mantener la actividad económica.

Queda claro que la estrategia era fallida; tan leonera, que el Secretario Alcocer Varela, y el Subsecretario Hugo López-Gatell, establecían como el escenario catastrófico el rebasar los 50,000 muertos en la pandemia. Hoy México tiene más de 1.5 millones de contagios, y ha superado los 150,000 muertos por COVID-19.

Desde el  inicio las autoridades sabían que el Sistema Nacional de Salud sería rebasado, y que los errores consecutivos llevarían a nuestro país a la posición 52 en la evaluación Bloomberg, sobre la atención a la pandemia.  

El pasado fin de semana el Presidente Andrés Manuel López Obrador, dio positivo a COVID-19, y aunque existió resistencia a dar certidumbre sobre la enfermedad, en muchos grupos sabemos que la salud del Presidente es un tema de seguridad nacional, que da certidumbre, estabilidad, y gobernabilidad a nuestro país, por lo que debemos dar el voto de confianza, y desear su recuperación y restablecimiento. 

Así, llegamos al momento de la verdad ante la necesidad de dar un giro de 180 grados en la Estrategia, para atender la Emergencia Sanitaria. Se hace necesario hoy estar abiertos a la autocrítica, ser receptivos, y sensibles, para afrontar los errores, y replantear acciones distintas que nos permitan una reactivación económica ordenada por sectores, manteniendo estrictas medidas y protocolos sanitarios, en base al respeto al uso del Cubrebocas, la permanencia en confinamiento por el máximo tiempo posible, el respetar la sana distancia, y evitar reuniones de más de diez personas, el adoptar como uso y costumbre las acciones de higiene, y el lavado constante de manos, sin descuidar la aplicación de pruebas, y el mapeo de contagios para romper cadenas, y evitar tanto la propagación, como el fortalecimiento del Virus. 

Es momento de actuar con responsabilidad, asumir los errores; ser resilientes, y reinventarnos partiendo de las experiencias vividas por más de un año en todo el mundo, no podemos aferrarnos a las equivocaciones que nos llevaron al sitio en el que estamos, el último lugar en la atención de la pandemia. Es el instante preciso para que al restablecerse y reintegrase a las actividades, el Presidente de la República predique con el ejemplo al portar el Cubrebocas, y al hacer respetar las medidas y protocolos de prevención.

Tómelo con interés.- Tras los restaurantes, los gimnasios y las plazas comerciales, ahora la Asociación Nacional de Escuelas  Particulares, bajo el argumento de que han perdido más de la mitad del estudiantado, y que el 50% de sus afiliados cerrarán sus puertas por problemas económicos, se preparan para promover amparos y forzar la reapertura.

El argumento se basa en que las escuelas particulares exigen ejercer el derecho a impartir educación, a través de medios que sean necesarios, adoptando las medidas sanitarias que se requieran para la protección de alumnos y maestros.

Desde el mes de noviembre en este espacio, expusimos por un lado la necesidad de que niños y jóvenes socialicen, y complementen su formación mediante la interacción y el intercambio de pensamientos e ideas con sus compañeros, y maestros en las aulas; aunado a ello, en varios países y bajo estrictos protocolos de sanidad, los niños y jóvenes han vuelto a las aulas con esquemas mixtos, que conjugan la educación presencial y la formación a distancia, por horarios y alternando a los alumnos de cada grupo, para sin ponerlos en riesgo poder ir adaptándolos a la nueva realidad. Aunado a lo anterior hay que tener en cuenta que muchos niños no tienen acceso a Internet, o una televisión para tomar clases, por lo que el ir retomando un modelo mixto de educación, permitirá ir frenando el rezado educativo que traerá graves consecuencias.

Bajo estos argumentos es necesario el que se plantee una estrategia que debería ser parte de la reactivación ordenada, para sortear la emergencia sanitaria; sin embargo el argumento de recurrir a juicios y procedimientos porque se pierden alumnos o ingresos, no debieran ser el fundamento para el retorno a las aulas.

Tómelo con preocupación.- Ante la falta de claridad en la comunicación sobre el estado real de salud del presidente Andrés Mnauel López Obrador, del lunes a viernes de ésta semana, la paridad cambiaria fluctuó un siete por ciento, cerrando en 20 pesos con 50 centavos por dólar. No entendemos porqué cómo ha sucedido en otros casos, como el presidente Donald Trump, o como el Primer Ministro Boris Johnson de Inglaterra, a diario debiera emitirse un documento técnico sobre el estado de salud del Presidente de la República. Si en verdad su situación es estable y prácticamente asintomático como lo asegura el subsecretario Hugo López Gatell, hubiera sido muy sencillo exhibir un simple video del Presidente de la República a través de las Redes Sociales.

Es extraño que un personaje tan mediático como Andrés Manuel López Obrador, se aísle por completo, tan solo recordemos que el presidente Trump, en plena contienda electoral, con  un Covid asintomático se dejó ver para saludar a sus seguidores, y agradecer a los médicos que lo atendían. Sería Lógico y sencillo un video del presidente López Obrador, agradeciendo al grupo multidisciplinarios de especialistas de hospitales públicos, y privados, que se han hecho cargo de su atención.

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro  en  Comunicación Institucional  por  la  Universidad Panamericana. 

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

*Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

(Visitado 111 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: lun, 3 Oct.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas