Cuando AMLO debió mentir

Alejandro Rodríguez Cortés

Alejandro Rodríguez Cortés*.

Como todos los políticos en campaña o en el ejercicio del poder, el presidente Andrés Manuel López Obrador, miente por necesidad política, por justificar yerros, por pontificar su movimiento, señalar y linchar a sus adversarios o simplemente porque está en su forma de ser y actuar.

Mintió cuando prometió lo incumplible, y lo hace todos los días en sus conferencias mañaneras, como lo ha documentado puntualmente el doctor Luis Estrada en su tenaz auscultación milimétrica de la comunicación política de la mal llamada Cuarta Transformación.

Para mí resultó obvio no haberle creído el día que nos dijo que su sola presencia en Palacio Nacional acabaría mágicamente con la corrupción gubernamental y con la violencia en las calles del país, o cuando aseguró que México crecería al 6 por ciento anual. Dicho de otra forma, no me sorprendió cuando la realidad desmintió brutalmente al mandatario: tenemos los peores índices de inseguridad de la historia y el país está sumido en una profunda recesión económica, además de que la corrupción destroza el halo de honestidad con que supuestamente cuenta el gobierno federal y sus seguidores.

Pero tampoco le creí cuando dijo que cancelaría el proyecto de construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, magna obra que llevaba más de un 30 por ciento de avance cuando López Obrador ganó las elecciones del 2018. Pensé que sería una mentira más y me equivoqué.

Sus prejuicios ideológicos, sus fobias personales y sus revanchismos evitaron que no mintiera justo en el momento que debía haberlo hecho. Todavía guardé esperanza cuando se sacó de la manga una consulta popular, impostura que simplemente avaló el seguimiento de una promesa que jamás debió ser cumplida.

Y fue así que México se quedó sin un aeropuerto que no solo sería monumental por sus dimensiones y su arquitectura, ingeniería y diseño, sino por las implicaciones positivas de resolver un añejo problema de funcionalidad y de convertirnos en un punto neurálgico en el tráfico de personas y bienes del continente. Perdimos la oportunidad que ya nos ganó Panamá, que ahora además del Canal tiene un “hub” aeroportuario que es puente entre Norteamérica y el Cono Sur.

Andrés Manuel tenía que haber mentido con eso, porque hacerlo implicaba aceptar una herencia real, palpable, en curso. Una herencia correcta, plausible y ganadora que arrojó al basurero de la ignominia.

Todo lo anterior adquiere nuevamente actualidad con las revelaciones de la Auditoría Superior de la Federación, que al revisar la Cuenta Pública 2019 -el primer año del lopezobradorismo- encontró que la cancelación del aeropuerto costó tres veces más que el cálculo hecho cuando se justificó la absurda decisión: “corregir” un “error” no nos costó a los mexicanos ni siquiera 100 mil millones de pesos como se dijo, sino que el daño patrimonial a la Nación llegó a más de 300 mil millones de pesos.

Con esa cantidad, que se fue como agua a la arena, se pudo haber concluido la obra en Texcoco, que a pesar de estar en el abandono seguimos pagando, y donde a estas alturas tendríamos ya las primeras pruebas de operatividad. Quizá por eso la prisa para hacer aterrizar en estos días aviones en una polvosa pista militar de Santa Lucía, con mediocres construcciones al calce.

El presidente de la República debió haber mentido cuando no lo hizo.

Y cuando lo hizo, el influyente periódico británico The Financial Times resumió en una frase tal barbaridad. Fue el 30 de octubre de 2018, incluso antes de que iniciara formalmente este gobierno, cuando publicó, a la letra: “la decisión (de cancelar el proyecto)….será recordada como una de las peores estupideces de un presidente en la historia económica”.

Así la recuerdo a 26 meses de haberse publicado. Y a casi 2 años y medio en que Andrés Manuel López Obrador debió haber mentido…pero hizo una excepción y dijo la verdad.

*Periodista, comunicador y publirrelacionista

@AlexRdgz

(Visitado 92 veces, 2 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: USD

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas