El Macho Maltratador de Macuspana y las sumisas feministas de MORENA

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

Ya lo sabemos, el feminismo es una mitología: colección de falacias, falsedades y ficciones que sirven de consuelo psicológico y acicate político. También es una ideología dogmática totalitaria e inquisitorial que gira en torno a una visión victimista de las mujeres. Y, además, es un negociazo: muchos miles de millones de pesos se destinan a mantener aparatos burocráticos y programas gubernamentales que sólo engrosan las carteras de personalidades y organizaciones feministas, sin mayor impacto en la vida de las mujeres.

Esto nos explica, en gran medida, por qué las feministas de MORENA han agachado la cabeza ante el Macho Maltratador de Macuspana con respecto al caso de Félix Salgado Macedonio, el candidato de la “Cuarta Transtornación Mental” a la gubernatura de Guerrero.

Ya abordaremos el asunto de Salgado Macedonio. Lo importante, en este momento, es exhibir y resaltar la enorme incoherencia e incongruencia de las feministas, especialmente de las feministas de MORENA y de la 4T.

Se trata de esas “activistas” que se la pasan sermoneando a todo el mundo con la idea del “empoderamiento de las mujeres”, de un “empoderamiento” que ellas mismas no ejercen cuando deben hacerlo. Se trata de una pose conveniente y mediática, nada más. Se trata de una vulgar farsa.

Por supuesto que estamos hablando de legisladoras, burócratas, periodistas, columnistas, conductoras, actrices, políticas, faranduleras, etc., que todos los días le lanzan piedras y bombas molotov al “patriarcado”, esa burda ficción política del feminismo, pero son incapaces de enfrentar como se debe al Jefe de Jefes, al Macho Maltratador de Macuspana, al Gran Patriarca: a Andrés Manuel López Obrador.

Atacan a Félix Salgado Macedonio, atacan a Mario Delgado, atacan a MORENA, vandalizan construcciones de cemento y suben videos ñoños a las redes sociales… ¡pero no le tocan ni un pelo al Macho Maltratador de Macuspana!

Frente a López Obrador, las feministas de MORENA se han mostrado mansas y sumisas, limitándose a pedirle que “rompa el pacto patriarcal” y deje de proteger a Salgado Macedonio. Así, ni más ni menos. ¡Una conducta vergonzosa por incoherente e incongruente!

Se trata de una escena melodramática como las muchas que las propias feministas denuncian de dientes para afuera: el “macho” maltrata a la mujer “abnegada y mantenida”, la cual aguanta los golpes y los gritos con tal de seguir siendo “mantenida” por el “macho”.

La mujer maltratada no quiere romper su situación de dependencia económica: el “macho” la mantiene. La mujer no quiere ser un agente económico autónomo; no quiere ganarse el sustento de forma independiente. Y, así, se genera un perfecto círculo vicioso.

Algo así es lo que estamos viendo en este melodrama telenovelero: las feministas de MORENA no quieren “romper” su dependencia económica con respecto al Macho Maltratador de Macuspana… ¡y por eso se callan o se aguantan!

Saben que su cargo, su salario, su beca, su apoyo económico, su presupuesto, su ascenso, su promoción o su limosna dependen del Gran Patriarca; el mismo que va a palomear “las listas” de aspirantes y suspirantes de cara a las próximas elecciones (y a todo lo largo del sexenio). Cualquier “hueso” pasa por el aval del Presidente Patriarcal.

Las feministas de MORENA le piden al Presidente López Obrador que “rompa el pacto patricarcal”, cuando lo que tienen que “romper” es su vergonzosa dependencia con respecto al Macho Maltratador de Macuspana.

Pero las feministas morenescas no quieren vivir fuera del presupuesto, porque saben que eso equivale a vivir en el error. Tampoco quieren enemistarse con el Gran Patriarca, porque saben que él es muy vengativo y rencoroso. Él mismo ha exaltado el “valor” de la “obediencia ciega” a su proyecto, o sea, a su persona: “La Cuarta Transformación soy yo”.

Así que “calladitas y mansitas se ven más bonitas”.

“¡Por el bien de todas, primero los huesos!”.

“¡Patria o muerte, callaremos!”.

Las feministas de MORENA han perdido toda autoridad moral, si es que alguna vez han tenido alguna. Como buenas feministas, les dicen a las mujeres comunes y corrientes lo que deben hacer ante el “machismo”, cuando ellas mismas no lo hacen.

¿Cuántas feministas de la 4T se atreverán a “romper” su dependencia económica y su sustento político con respecto al Gran Patriarca?

Eso sería lo único que de veras se tendría que “romper” en estos momentos… ¡pero es tan cómodo gozar del parasitismo social!

¡Qué pena ver a las feministas morenescas y a las “mujeres empoderadas con perspectiva de género” soportando los gritos y las cachetadas de AMLO por sólo unos mendrugos de pan!

¿Cómo dice la canción ésa? “La masoquista eres tú… la masoquista eres tú… la masoquista eres tú”.

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 953 veces, 3 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: USD

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas