Finlandia, el país más feliz del mundo, por cuarta vez consecutiva

Antes conocido por su comida insípida y sus largos y duros inviernosFinlandia fue nombrado el “país más feliz del mundo” por cuarta vez consecutiva, y aprovecha el título para mejorar su imagen en el extranjero, impulsando el turismo y los negocios.

Desde 2018, el ranking global World Happiness Report sitúa sistemáticamente en la cima al país nórdico fronterizo con Rusia, donde muchos de sus 5.5 millones de habitantes -según admiten- se describen a sí mismos como más bien tranquilos, un poco melancólicos y poco propensos a las efusiones de alegría.

“Cuando lo oí por primera vez, y no creo que sea el único, me eché a reír”, dijo el productor de televisión Tony Ilmoni en las calles nevadas de Helsinki, mientras Finlandia ganaba su cuarto título este viernes.

El estudio mundial patrocinado por las Naciones Unidas pretende cuantificar la satisfacción individual, basándose en encuestas sobre el bienestar en 149 países que tienen en cuenta el PIB y la percepción de los niveles de solidaridad, libertad individual y corrupción en cada país.

Esta metodología es a veces discutida, pero desde hace diez años se utiliza como barómetro público para el ‘Día Mundial de la Felicidad’ de la ONU, cada 20 de marzo.

Incluso la tasa de suicidios, que solía hacer sombra, se ha reducido a la mitad desde los años 90.

El título de “país más feliz del mundo” fue sobre todo una bendición para los responsables de turismo y promoción de Finlandia, que lo aprovecharon rápidamente.

¿QUIÉN NO QUERRÍA VIVIR AQUÍ?

“Es algo muy poderoso, conmovedor y evocador poder decir que somos el país más feliz del mundo. ¿Quién no querría vivir aquí?”, dice Joel Willans, un experto británico en marketing digital afincado en Finlandia desde principios de la década de 2000.

Innumerables empresas han utilizado el título para vender mejor sus productos o atraer a sus empleados para que se trasladen aquí.

Incluso la cocina finlandesa dio un gran paso hacia adelante: restauradores y productores pregonan ahora la sencillez de sus ingredientes naturales y una cocina muy práctica.

En cuanto al turismo, principal impulsor de la ofensiva de marketing, ha visto la creación de “embajadores de la felicidad” para dar a conocer a los visitantes los secretos del bienestar finlandés.

“La gente tiene curiosidad (por nuestra felicidad) y quiere saber más”, explica Paavo Virkkunen, encargado de la promoción del país en Business Finland.

¿La ‘marca’ finlandesa? Pues es la vida al aire libre, en los vastos bosques con miles de lagos, con el mítico sauna y una pizca de la “residencia oficial” de Papá Noel.

Antes de la pandemia de covid-19, el turismo en la Laponia finlandesa batía récords.

Después de cuatro años en la cima, ¿qué pasa si Finlandia pierde el título? Para Joel Willans, éste puede ser uno de los puntos débiles: acostumbrados a una sociedad poco estresante y que funciona bien, la tolerancia de los finlandeses a los obstáculos se ha reducido.

Pero los beneficios de las acciones se mantendrán a largo plazo, según Virkunnen.

“Hemos crecido como nación, entendiendo los fundamentos de la felicidad mejor que antes”, resume convencido.

 

AFP

 

(Visitado 25 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: mar, 16 Ago.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Si funciona

Rubén Cortés.  ¿Cuál es el costo de las mentiras? No es que las confundiremos con la verdad. El verdadero peligro es que si oímos suficientes

Tranquilos… sólo mataron a 196 

Ernesto Zavaleta.  Y siguen las arbitrariedades, decretazos y difusión de “otros datos” a placer desde el Palacio Nacional, los daños a la economía e imagen

¿Narcopiratas?

Raúl Flores Martínez. La expansión de los grupos criminales, no tienen límites. Ahora dos grupos criminales, como el Cártel Jalisco Nueva Generación y Pacífico/Sinaloa, han expandido

Terrorismo al estilo de Pablo Escobar

Héctor Moctezuma de León. En los ochenta Pablo Escobar Gaviria, un individuo que empezó como un raterillo en Medellín, Colombia, se convirtió con los años