Cultivan la mirada crítica en el CEX de la Universidad Iberoamericana

México.-Desafío, subversión, pensamiento crítico, explorar desde campos de conocimiento inusitados, imprimir el vértigo. Éste es el sello de las actividades que gestiona y propone el Centro de Exploración y Pensamiento Crítico (CEX) de la Universidad Iberoamericana, que busca la acción, “la movilización del ciudadano”.

Creado en 2016, este centro cultural, cuya misión es “el otro desconocido”, ocupa desde 2018 la casa antigua ubicada en avenida Revolución 1291, al sur de la ciudad, y posee tres galerías, una caja negra, un patio central acondicionado para presentar artes escénicas al aire libre y diversos salones de trabajo.

El pensamiento crítico es una especie de ejercicio de la inteligencia para desafiar lo que está establecido y se nos presenta como inmutable. Queremos cultivar la mirada crítica, el pensamiento que discierne; no sólo como idea, sino como sensibilidad”, afirma Juan Carlos Henríquez en entrevista con Excélsior.

El director del CEX explica que han apostado a distintos modos de inteligencia. “No sólo la argumentativa o racional, el debate de las ideas que se realiza en una conferencia, un coloquio o un panel; sino también la inteligencia de la sensibilidad, que brindan las formas estéticas, el arte. Y una tercera que quiere dar razón de cómo nos configuramos en nuestra subjetividad; es decir, tratamos de estar atentos y explorar la posibilidad de la subjetividad”.

El doctor en sociología por el Boston College destaca que les interesa incidir en el ciudadano. “Nos preocupa que no alcanzamos esa categoría. El país nunca le ha invertido a la formación de sus ciudadanos. Entonces, sólo somos habitantes de un espacio territorial, no somos ciudadanos a carta cabal.

El CEX busca acercar a los sujetos para que descubran lo común que tienen. Lo llamamos comunidades de sentido. Que encuentren un sentido que los reúne, no algo ideologizado o de causas, sino una microcomunidad lúdica”, agrega.

Quien cuenta con grados en filosofía, teología y comunicación añade que privilegian la antidisciplina. “No hablo de lo multidisciplinario o lo transdisciplinario, sino que exploramos la realidad desde campos del conocimiento inusitados, como la teología”.

El autor de instalaciones, performances e intervenciones escénicas señala que el arte contemporáneo tiene un lugar especial en el CEX. “Esta manifestación no es de habilidades y de técnicas en sí; por lo tanto, lo que juzgamos es su capacidad para cargar una inteligencia, una idea, que sea profunda, provocadora de otros procesos. El público cada vez se acerca al arte contemporáneo sabiendo que una inteligencia está adentro”.

Por su parte, la subdirectora Lorena Abrahamsohn indica que otra característica del centro es que se involucra en la gestación de los proyectos o actividades que presenta. “Aceptamos propuestas en coproducción; se vuelven a trabajar para introducirles la dinámica antidisciplinaria y así abrir las posibilidades del despliegue, el detonante que se va desdoblando en el camino.

Trabajamos con los procesos, no vamos por los resultados. Éste es ya un acto de subversión, porque el mundo está hecho para que se generen resultados y los procesos se han quedado a un lado. En éstos salen las nuevas posibilidades de despliegue de cada proyecto”, detalla.

La actriz, productora y gestora cultural se refiere a que una instalación, como la de Metro y medio, de Henríquez, que se exhibe actualmente, puede inspirar una obra de teatro; o un diseño sonoro puede acompañar la visita a una galería que descubre un mundo de relojería y máquinas de vapor, o vivir la tensión de la muestra No tocar lo que los ojos palpan, de Miguel Aguayo, que reúne pinturas cuya textura invita a explorarlas con los dedos.

La también docente y locutora concluye que procuran establecer un vínculo profundo con las personas con las que trabajan y los espectadores, pues “ellos tienen la libertad de interpretar y darle sentido a nuestras propuestas”.

A la fecha, el CEX ha dado vida a más de 210 actividades, que han involucrado en la organización a unas 2 mil 500 personas; y han llegado a 46 mil ciudadanos

 

Excelsior

(Visitado 20 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: USD

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Morir en Reynosa

Francisco Garfias. Reynosa es doloroso ejemplo del fracaso de la política de seguridad en México donde, según el presidente López Obrador, “ya no hay masacres”.