La Iglesia pone a prueba su fuerza

Rubén Cortés.

Peña propuso al Congreso en 2016 una iniciativa para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país. Pero la campaña de la Iglesia Católica en contra, lo hizo perder siete de 12 elecciones estatales ese año.

Hoy, la Iglesia Católica vuelve a enfrentarse al presidente de turno. Tras haber tenido la cabeza bajo el ala tres años y medio, le exige alto y claro que acabe con la impunidad, porque los abrazos ya no le alcanzan para cubrir los balazos.

Por proponer matrimonios igualitarios, la Iglesia Católica dejó a Peña sin músculo electoral para 2018. El PAN, el partido más cercano al clero, le asestó el mayor revés de la historia en una disputa democrática por gubernaturas.

Seis años después, está por verse qué tanta fuerza mantiene la Iglesia Católica en México para enfrentar al gobierno, porque la autollamada “Cuarta Transformación” sacó del poder político a la Iglesia Católica y metió a la Evangélica.

Y porque los sacerdotes católicos jamás habían enfrentado en México a un presidente que maneja mejor que ellos el oficio de la palabra hablada, sin temor a las mentiras, las medias verdades, la ofensa, la amenaza, el odio, la burla.

El único éxito tangible del actual mandatario está en el manejo de la comunicación social: no le da ni un peso a los medios en publicidad, pero éstos se la hacen gratis, al repetir todo lo que él dice, sin decir nada en realidad, cada mañana.

Salvo raras excepciones, el presidente controla portadas, teasers y línea editorial en la mayoría de medios tradicionales, en los cuales, cuando hay alguna crítica, es de algunos conductores, comentaristas y columnistas.

Y, en su Mañanera, las preguntas provienen de la primera fila, donde el gobierno sienta a los preguntadores afines, seleccionados previamente. Casi único contrapeso al control mediático del presidente es Twitter.

Por eso ayer por la mañana le plantó cara a la Iglesia Católica: “Se les olvida cómo era contestar violencia con violencia. No sigue el ejemplo del papa Francisco, porque está muy apergollada por la oligarquía mexicana”.

Falta observar si los sacerdotes católicos se toman tan en serio el reciente asesinato de dos de curas a manos del crimen organizado en Chihuahua, como se tomaron en 2016 la propuesta de matrimonios igualitarios de Peña.

Lo observa mejor Max Kaiser: “Los evangélicos que están en el poder le están cantando el tiro abierto a la Iglesia Católica? ¿Finalmente se acabó la paz simulada entre ambos grupos religiosos?”.

Ah, y sí: fue Peña, el presidente “de derecha”, “frívolo”, “conservador”, “neoliberal” quien propuso al Congreso una iniciativa para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país.

El “progresista” actual, nada, eh.

(Visitado 289 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: jue, 18 Ago.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

La lógica de no vacunar a los nietos

Rubén Cortés.  Es natural que el actual gobierno de México elimine el sistema de educación que encontró, por considerarlo “científico”. Se entiende, si el presidente