¿”Corcholata” de la Iglesia para el 24?

Francisco Garfias

Francisco Garfias.

 El cardenal Carlos Aguiar, hombre con influencia en El Vaticano, celebró ayer sus 25 años como obispo con una misa en la Basílica de Guadalupe. 

 Lo acompañaron, además de la jerarquía católica, familiares, empresarios y solo dos políticos: el senador Ricardo Monreal y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo. Ambos en primera fila.

 No faltará quien diga que uno de ellos, Monreal, es la ”corcholata” de la Iglesia Católica para el 2024.  Asistentes el evento nos revelaron que los integrantes de la jerarquía católica aprovecharon para reunirse, en corto, con el coordinador de los senadores de Morena en el Senado.                        

Le plantearon su preocupación por la incontenible violencia que azota al país y le pidieron que no quite el dedo del renglón: revisar la fallida estrategia de seguridad de este gobierno, “que no ha logrado más que extender el crimen por todas partes.” 

Nos hizo notar que el durísimo comunicado que la Conferencia Episcopal Mexicana emitió después del asesinato de los jesuitas, incluía un guiño al político de Zacatecas:

 “Ante la gravedad de los hechos, hacemos un llamado al Gobierno Federal y a los distintos niveles de autoridades, en consonancia con el pronunciamiento que se ha realizado desde el Senado de la República: es tiempo de revisar las estrategias de seguridad que están fracasando. Es tiempo de escuchar a la ciudadanía.”

 Notoria la ausencia de obradoristas destacados. ¿Será que no los invitaron en respuesta a la generalización que hizo el presidente en el sentido de “los religiosos están apergollados por la oligarquía mexicana”? Es pregunta.

 No faltará quien diga que vivimos en un estado laico y que por esa razón no estuvieron presentes.  El argumento no tiene sustento. Se cae por sí sólo.

 Hemos visto a la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, utilizar la imagen de la Virgen de Guadalupe en sus ropas, para ganar simpatías entre el pueblo católico.

 ***

El diputado federal Rubén Muñoz Álvarez, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, lanza la voz de alerta: 

 Se invierte el uno por ciento del PIB en  la modernización en la arcaica red de agua potable en el país, o lo que ocurre en Monterrey muy pronto se va a replicar en otras ciudades.   

 “De cada litro de agua que entra en las ciudades del país, se pierde entre el 45 y el 47 por ciento en la red de agua potable. La red ya envejeció. Hay que sectorizar las ciudades y darle mantenimiento mínimo cada 15 años.  

 “Hay otro problema: como no se paga el agua lo que debería de costar, a nadie le importa si hay una fuga en un sanitario, en una llave de jardín, en una regadera. No hemos hecho conciencia de la gravedad del problema.”

 Y eso sin contar que el 75 por ciento del agua que se utiliza en el país se lo lleva la agricultura. De esa agua se pierde el 60 por ciento porque no hemos tecnificado el campo. Tenemos sistemas a riego abierto muy artesanales.

 ¿De cuánto dinero en inversiones estamos hablando? 75 mil millones de pesos como mínimo este año. El presupuesto asignado es sólo del 33 por ciento. Ni siquiera la mitad. La advertencia está hecha.  

FIN.  

(Visitado 160 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: jue, 18 Ago.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

La lógica de no vacunar a los nietos

Rubén Cortés.  Es natural que el actual gobierno de México elimine el sistema de educación que encontró, por considerarlo “científico”. Se entiende, si el presidente