Feminismo y genocidio intrauterino

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

La mitología feminista no baja el dedo del reglón: sigue a todo galope con su política de genocidio intrauterino. Lo peor de todo es que, al parecer, las feministas ni siquiera se han enterado de las más recientes disposiciones de la Suprema Corte de “Inmundicia” de la Nación, de acuerdo con las cuales ya es posible abortar en cualquier momento de la preñez. Y será más rápido si la mujer embarazada arguye que el embarazo es producto de una violación.

Las vimos en su marcha abortista del pasado 28 de septiembre con una manta que decía “Sin límite de semanas”. ¡Ah, eso de exigir lo que ya se permite! Las feministas ni siquiera están al tanto de las múltiples formas en las que las instituciones públicas se les han sometido. ¡Tienen totalmente contaminada y secuestrada a la Suprema Corte! ¿Qué más quieren y necesitan?

¿Acaso las feministas no han leído las versiones taquigráficas de la Suprema Corte correspondientes a las sesiones del 06 y 07 de septiembre del 2021? ¿Acaso no han leído el comunicado No. 271/2021 de la Suprema Corte, fechado el 07 de septiembre del 2021? En estos documentos queda clarísimo el establecimiento del “absolutismo abortista”, al considerarse inconstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta y al no establecer el período de protección legal para el nasciturus (el ser que está por nacer).

Por si fuera esto poco, también tenemos lo dispuesto por la Suprema Corte al resolver las controversias constitucionales 45/2016 y 53/2016 con respecto a la NOM-046-SSA2-2005, a efecto de que las mujeres puedan abortar cuando se les pegue la gana tan sólo con afirmar, bajo protesta de decir verdad, que su embarazo es producto de una violación. Así de fácil.

Perdón pero, así las cosas, ¿qué más se necesita para abortar en cualquier momento dentro de los nueves meses que dura la gestación? La Suprema Corte de “Inmundicia” de la Nación, bajo la presidencia del Ministro Arturo Zaldívar Lelo “Gonorrea”, se ha convertido en la bacinica de la mitología feminista. ¿Qué más se necesita?

Lo que pasa es que las feministas están preparando su siguiente paso: el aborto post-parto, para que las mujeres puedan acabar con la vida del neonato, del recién nacido, cuando así les apetezca.

Recuerden, mis amigos, que, sin escozor alguno, el régimen nazi llevó a los campos de exterminio a millones de seres humanos gracias a una argucia legal, avalada hasta por las máximas autoridades judiciales del régimen nazi: restar todo viso de humanidad a los “indeseables” de la “Alemania Pura”. Y, así, los nazis mataron a millones de seres humanos porque no se les consideraba como tales o, a lo sumo, se les consideraba como seres humanos “defectuosos” y, por tanto, totalmente prescindibles.

Cualquier parecido con nuestros tiempos de feminazismo no es coincidencia, sino clarísima convergencia con las múltiples banderas genocidas de la historia de la humanidad.

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

Instagram: banos.lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

Número de vistas 422

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: jue, 23 May.

Lo último

Notas relacionadas

Las “mentiras” de las candidatas

FacebookTweetPrint Francisco Garfias.   La Comisión Permanente discutió ayer sobre “las mentiras de la candidata del PRIAN a la presidencia de la República”. Así se

Van a catafixiar a Delgado por el Clan

FacebookTweetPrint Héctor Moctezuma de León. El destino de Mario Delgado, hasta ahora dirigente nacional de Morena, está marcado, lo van a catafixiar, -entregar, cambiar o

¡¡¡Los Millonarios de Morena!!!

FacebookTweetPrint Raúl Flores Martínez. Cada vez que escuchó de los millones y millones que tienen los candidatos a un puesto de elección popular por Morena,