“Violencia política y mediática” entre mujeres

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

Desde siempre hemos dicho que el feminismo está repleto de contradicciones, tanto en la teoría como en la práctica. El feminismo es, entre otras cosas, un conjunto de incoherencias e incongruencias. A objeto de defender sus dogmas, las feministas huyen de la realidad cruda y dura a objeto de refugiarse en fantasías ridículas y utopías baratas.

Entre sus sueños más guajiros está esa falsa solidaridad que ellas llaman “sororidad”: frente al “mundo patriarcal, machista y misógino” ellas están unidas por su “condición de género”. Este mito se cae todos los días, a todas horas, cuando vemos que las mujeres, incluso aquéllas que todos los días predican el rollito de la “perspectiva de género”, se despedazan entre ellas por causas que sobrepasan su “condición de género”.

Puede ser por el apellido, el linaje, la nacionalidad, el partido político, la ideología, la clase social, la religión, el estatus, el ingreso mensual, el vecindario, la localidad, la edad, la profesión, la escuela de origen, el nivel de estudios, el color de piel, el tinte de cabello, la marca de ropa, etc. El caso es que hay causas que constantemente sobrepasan su “condición de género” hasta hacer añicos su “solidaridad como mujeres”.

Basta con echar un ojito a las noticias de las semanas recientes para hallar ejemplos al por mayor, comenzando con la gritería protagonizada entre la feminista morenista Citlalli Hernández, por un lado, y la feminista itamista Denise Dresser, por el otro, con motivo de la militarización que está llevando a cabo Andrés Manuel López Obrador.

Pero también está el enfrentamiento protagonizado por la Senadora panista Lilly Téllez y la Senadora morenista Rocío Abreu… ¡ah, qué cosa, qué pleito de lavadero! A la Senadora morenista no le gustó el trato de “mascota-come-croquetas” que le dio la Senadora Lilly Téllez y, en respuesta, acusó a Lilly Téllez de tener una “doble moral” y “de acostarse con medio TV Azteca” para avanzar en su carrera. Además la acusó de ser “roba maridos”. ¡Órale!

Y qué tal las acusaciones llevadas a cabo por la Gobernadora morenista y feminista de Campeche, Layda Sansores, en contra de la periodista feminista Adela Micha. Molesta por una crítica que le hizo la periodista, Layda Sansores hizo pública una supuesta conversación de WhatsApp donde Adela Micha le suplica apoyo económico a Alejandro Moreno, líder del PRI nacional, a fin de salvar su proyecto comunicativo de La Saga. Adela dice que esa conversación es falsa, lo que supondría una difamación por parte de Layda.

Y, para finalizar, hasta una mujer “trans” le entró a la “violencia de género”: allí está la cascada de insultos y descalificaciones por parte de la Diputada trans morenista “María Clemente” hacia las Diputadas panistas América Rangel y Teresa Castell.

¡Ah, cuánta linda “sororidad”! ¡Y tanta gente sin cerebro que se traga entera toda esa vacilada llamada “feminismo”!

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

Instagram: banos.lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 209 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: vie, 3 Feb.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas