Sheinbaum: la traidora fue golpeada

Por. Ah-Muán Iruegas

Claudia Sheinbaum recibió, la semana pasada, la golpiza política de su vida (hasta ahora). Lo curioso es que fue golpeada políticamente, tanto desde la izquierda como desde la derecha “a coro”. Pero ella misma se buscó esas agresiones.

Desde la izquierda, fue denunciada en dos primeras planas del diario izquierdista La Jornada, por la entonces directora de la agencia gubernamental de noticias Notimex, quien acusó extorsiones para desviar 30 millones de pesos de las indemnizaciones destinadas a los trabajadores de dicha agencia a la campaña de Sheinaum.

Eso fue un golpe inolvidable para Doña Claudia por varias razones. Por un lado, el golpe vino de la propia izquierda, a la que presuntamente pertenece Sheinbaum. Varios miembros del gobierno actual del presidente López Obrador salieron precisamente de ese diario. El principal es el jefe de Comunicación Social de la presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas. Además de la denunciante Sanjuana Martínez, directora de Notimex.

Además, el diario La Jornada siempre se caracterizó por apoyar las políticas del señor presidente.

La acusación provino entonces de la propia izquierda. Y del círculo cercano del señor presidente. La directora de La Jornada, que en algún momento cuidó de los hijos del señor presidente, avaló la publicación de la denuncia de Sanjuana.

Es imposible que no lo haya hecho, pues se trata de dos primeras planas de su diario, en las que se concretó la denuncia. De acuerdo con la publicación un director jurídico de la Secretaría del Trabajo hizo la sucia propuesta a la directora de Notimex.

La directora de La Jornada fue durante años muy cercana a Obrador. Incluso presentó en sus oficinas al hoy presidente López Obrador con quien fuera su “Canciller Legítimo” Gustavo Iruegas, miembro del “Gobierno Legítimo de México” y padre de quien esto escribe, en el año 2006.

Se ha dicho que la directora de La Jornada ha tenido una relación de compadrazgo con el actual presidente, pues bautizó a uno de sus hijos. Eso no me consta. Pero lo que sí es un hecho es que con la denuncia en primera plana de la semana pasada, la comadre le puso “una madrina a su compadre”.

Es decir, además de la denuncia, hay un claro rompimiento o fractura interna en el círculo cercano del presidente. Pues otra responsable de la presunta extorsión sería la hoy secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, y la beneficiaria del probable delito sería la candidata a la presidencia de la República, Claudia Sheinbaum.

Es difícil saber si las acusaciones tienen o no sustento y pruebas que acrediten lo que constituiría un delito electoral (se castiga con cárcel) de la (s) responsables Sheinbaum y Alcalde. Eso se sabrá si se inicia el juicio correspondiente y se decreta una pena de prisión.

Pero el golpe a la credibilidad y honorabilidad de Sheinbaum es innegable, pues pone en duda su honra, su decencia y su “responsabilidad” como delincuente. La señora Sheinbaum ni siquiera ha ganado la Presidencia, pero ya tiene la sospecha de que podría acabar en la cárcel.

No es creíble que la denuncia sea un mero embuste de Sanjuana Martínez, pues nadie en su sano juicio se va a buscar un pleito gratuito con quien pudiera llegar a ser presidenta de México. Y menos avalaría la señora Carmen Lira una mentira o “volada” periodística que le puede costar su amistad con el señor presidente. Más sensato sería pensar que lo que dice Sanjuana es toda la verdad y nada mas que la verdad.

Pero hay algo que puede explicar la violenta denuncia de La Jornada. Claudia Sheinbaum, supuesta izquierdista (al menos eso dice ella), pactó en diciembre con el PRI. Y no solo el PRI, sino con la parte más funesta del otrora “partidazo”: el mafioso Grupo Atlacomulco, representado por Eruviel Ávila, exgobernador del Estado de México, quien apareció alegremente “apoyando” a Sheinbaum en compañía de otro exgobernador priista, Alejandro Murat, del estado de Oaxaca.

Adicionalmente, Sheinbaum tuvo la gentileza de pactar en Baja California nada menos que con el cachorro Carlos Hank Rohn, el hijo del incomparable Hank González, uno de los políticos más corruptos de los 71 años de priismo.

Todo esto se hizo en diciembre, es decir en la oscuridad política (en diciembre casi nadie se entera de las noticias), así como lo hacen los ladrones. En las sombras, para que nadie se enterara de las maniobras pestilentes de Claudia Sheinbaum.

Pero hay más. Sheimbaum impulsó para jefe de gobierno capitalino al señor Omar García Harfuch, exjefe policiaco a quien se ha acusado de tener lazos con el narco, de haber participado o encubrir la matanza de los 43 normalistas de Ayotzinapa, e incluso de usar a indigentes inocentes para “inventar culpables” y colgarse medallas como jefe policiaco.

Lo anterior, junto con la falta de entereza y las ilegalidades de Sheinbaum al encubrir a los responsables de la caída de la Línea 12 del Metro, pueden haberle “colmado el plato” a las izquierdistas Lira y Martínez, quienes pueden haber planeado una venganza contra la Sheinbaum por sus pactos con el PRI.

Que se trata de una venganza, se comprueba fácilmente porque estas dos damas esperaron pacientemente hasta la primera semana hábil de enero para iniciar su contraataque. No lo denunciaron en el momento que ocurrió la corruptela (al parecer fue hace muchos meses), sino cuando más daño le haría a la candidata de Morena, o sea en plena campaña electoral.

La culpa es, desde luego, de la propia Sheinbaum. pues los cientos de militantes de la izquierda de Cuauhtémoc Cardenas (600 fueron asesinados por órdenes de Carlos Salinas de Gortari), del obradorismo y del propio partido Morena, ni la señora Carmen Lira, ni Sanjuana Martínez (y puedo asegurar que tampoco mi propio padre), ninguno de ellos arriesgaron su prestigio, su seguridad, su patrimonio e incluso su vida en los peores casos, para que la “señorita Sheinbaum” acabara pactando con el PRI.

Eso es lo que explica, en mi opinión, el formidable golpazo y enorme pleito que ha salido de la pluma de Sanjuana Martínez, del periódico La Jornada y de su directora, quienes sin duda se arriesgan a la furia presidencial, por su atrevimiento al denunciar delitos probables de la candidata presidencial.

Es un orgullo que sea La Jornada quien haya denunciado a la Sheinbaum. Pues debo decir que mi padre fue socio de ese periódico, cuando se buscaron socios y se vendieron acciones del diario.

Pero todo esto fue solo el primer golpe de la semana contra Claudia Sheinbaum.

El segundo golpe, fue el bloqueo de la fiscal Ernestina Godoy para repetir en el cargo fiscal de la Ciudad de México. La oposición se unió para impedir que la Godoy fuera una “reincidente” en su puesto.

A la señora Godoy se le acusa de haber impedido se realizaran investigaciones creíbles en el caso de la Línea 12 del Metro, encubriendo la responsabilidad indirecta de Sheinbaum, y directa de la directora del Metro capitalino, Florencia Serranía. Amiga y protegida de Doña Claudia.

Ahora, Sheinbaum protege y encumbre a Godoy, a quien propuso como próxima senadora por la Ciudad de México. Godoy sabe muchos de los pecados de Sheinbaum, la cual a su vez, le debe muchos favores a Godoy. Quizá incluso le deba su libertad, pues si la exfiscal hubiese realizado averiguaciones creíbles, Sheinbaum hubiera podido ser inculpada, al menos por omisiones delictuosas al no haber ordenado el mantenimiento inmediato de una línea suburbana que desde el principio fallaba: la Línea 12 (que no se olvida).

Todos los habitantes de Tláhuac con quienes he hablado, dicen que desde los primeros días se escuchaban tronidos y rechinidos en los rieles de la Línea 12. Lo cual implicaría por parte de Sheinbaum, la delictuosa acusación de “negligencia criminal” como funcionaria pública.

Si hubiera en verdad escuchado a su pueblo, Sheinbaum se hubiera enterado de la situación real de la Línea 12. Pero no lo hizo y al parecer prefirió no invertir en el mantenimiento del Metro. Y seguramente, de ahí sacar recursos para su campaña presidencial.

Todo ello nos lleva a pensar que, si acaso gana la Presidencia, Claudia Sheinbaum llegará golpeada, tanto por la derecha, como por la izquierda. Lo cual implica hoy una candidata debilitada y mañana, una presidenta igualmente débil.

Número de vistas 474

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: dom, 21 Abr.

Lo último

Notas relacionadas