¿Septiembre negro?

Francisco Garfias

Francisco Garfias.

La reforma judicial será discutida por el Congreso en septiembre próximo –con AMLO todavía en el poder–, después de pasar una especie de parlamento abierto que, por lo general, no sirve de nada.

Así lo reveló Claudia Sheinbaum, virtual presidenta electa, después de la comida que sostuvo con el mandatario saliente en Palacio Nacional.

La reacción en los mercados financieros fue inmediata. Diez minutos después de concluida la conferencia de prensa con Sheinbaum, el dólar interbancario subió a 18.52 pesos, para regresar a 18:38, al cierre de esta columna.

El sube y baja se produjo luego de que la futura presidenta logró, según dijo, el apoyo de AMLO para que de inmediato se abra una amplia discusión sobre la reforma  judicial que plantea la elección en urnas de jueces, magistrados y ministros, con los riesgos para la autonomía del Poder Judicial que eso implica.

En la discusión, cuya base será la iniciativa que AMLO envió al Congreso el pasado 5 de febrero, participarían  legisladores, barras de abogados, facultades de derecho, los trabajadores del poder Judicial; ministros, magistrados y jueces.

***

Los especialistas son escépticos. Gabriela Siller, directora de Análisis en Grupo Financiero Base; profesora de economía en el Tec de Monterrey, admitió que esperaba más de la reunión AMLO-Sheimbaum. “Pense que existía la posibilidad de tranquilizar el mercado”, escribió en X.

En  otro mensaje vaticinó: “las reformas van a deteriorar el ambiente para hacer negocios en México. El T-MEC va a quedar como último contrapeso.”

***

El gabinete de Claudia lo conoceremos la próxima semana. A partir de allí iniciaría el proceso formal de transición, dijo la virtual presidenta, en conferencia de prensa.

Claudia, por cierto, le planteó al presidente su interés en que se incluyan dos programas sociales adicionales a las reformas constitucionales que se enviaron al Congreso el pasado 5 de febrero:

 El apoyo a las mujeres de 60 a 64 años de edad y una beca universal para todos los niños y niñas de escuela pública de preescolar, primaria y secundaria.

Otros cambios en los que ambos estuvieron de acuerdo es que no haya reelección a ningún cargo; y la reforma al ISSSTE para incrementar las pensiones de los maestros.

El presidente, por cierto, invitó a la próxima presidenta a acompañarlo a algunas giras “para ver obras”.

Eso arreció sospechas de que quiere ser el Plutarco Elías Calles del siglo 21. El presidente, sin embargo, fue tajante en la mañanera:

“Yo tengo principios, tengo ideales igual que ella, igual que Claudia. Debo entregar la banda y adiós, yo me jubilo. Nunca he actuado de manera inconsecuente, siempre lo que digo lo sostengo, cumplo mis compromisos. Además, ya termino mi ciclo.”

***

Para que las reformas se hagan realidad se requiere que el bloque oficialista logre una mayoría calificada -dos tercios de legsladores –en ambas cámaras del Congreso.

La secretaria de gobernación, Luisa María Calderón, y luego el INE, lo dieron por hecho: ya la tienen en diputados y están a dos senadores de lograrla en el Senado.

 Si después de resolver las impugnaciones, allá por el mes de agosto, se confirma esa mayoría calificada, nos quedaremos sin división de poderes.

El Legislativo seguirá en manos del Ejecutivo. El Judicial va a las urnas. Quedará a merced de quien decida: el aparato del estado y/o el crimen organizado.

Es la crónica de una regresión anunciada.

Datos manejados por el INE dicen que Morena sacó el 40 por ciento de los votos. Con el ocho por ciento de sobrerepresentación que por ley le toca al partido ganador (no a la coalición). Tendría el 48 por ciento de la representación. Es decir, 241 diputados.

El PAN ganó el 17 por ciento de la votación pero sólo tendría 72 curules, los mismos que el PVEM que obtuvo ocho por ciento de los votos, pero la proyección del INE, sobrerepresentación incluida, le da también 72  diputados.

El PRI obtuvo el 11 por ciento de la votación, pero sólo 35 curules (el 7 por ciento del porcentaje en la Cámara); mientras que al PT; con el 5 por ciento de la votación, le otorgan 49 diputados (poco menos del 10 por ciento).

Del PRD no hablamos. Perdió el registro.  Pero por la coalición con el PAN y el PRD, tendría dos diputados y un senador. No alcanzaría a formar grupo parlamentario. Se necesitan, al menos, cinco legisladores.

El partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, el extinto Porfirio Muñoz, la hoy senadora de Morena, Ifigenia Martínez, del cual AMLO fue candidato presidencial, sólo  vivió 35 años. Sus militantes ya hablan de formar otro partido.

***

En la conferencia de Palacio Nacional, la próxima presidenta de México confirmó que la iniciativa para desaparecer los órganos autónomos también va, pero después de las que mencionó.

En INAI  y 26 organizaciones locales ya pidieorn audiencia con la virtual presidenta para hablar sobre el tema y de lo que significaría quitarle a lo mexicanos el derecho a la información y la protección de datos personales

FIN.

Número de vistas 83

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: lun, 17 Jun.

Lo último

Notas relacionadas