Precariedad laboral: lo que viene

Por. Patricia Betaza

Susana Rodríguez tiene 45 años y más de 20 trabajando en distintos salones de belleza en la Narvarte. Antes de la pandemia laboraba ocho horas de lunes a sábado, con sueldo fijo mínimo que compensaba con las propinas de sus clientas habituales. Año y medio después, luego de sortear el COVID-19 con dificultades, pudo regresar al trabajo para encontrarse con la triste realidad: la dueña le dijo que estaba a punto de cerrar y que la opción era abrir pero con la mitad de sueldo. Susana aceptó porque se dio cuenta que el salón de belleza perdió más de la mitad de la clientela. Ahora ella trabaja más tiempo y de lunes a domingo: además del salón, realiza servicios a domicilio con antiguas clientas. Carlos Fernández es ingeniero en informática tiene 40 años y también la libró casi de milagro del COVID-19, pero algo que no libró es ver que la taquería en su domicilio tuvo que cerrar porque disminuyeron los clientes. Él vive en Ecatepec y para compensar su bajo sueldo en una oficina gubernamental, se apoyaba con su pequeño negocio en casa. Ahora, me dice que anda desesperado por que no consigue cómo complementar el sueldo para sostener a su familia de cuatro miembros. Carlos está pensando seriamente en irse a los Estados Unidos. Al menos en mi caso, historias como las de Susana y Carlos las escucho cada vez más frecuente. O se ha perdido un empleo o se busca la forma de complementar los ingresos. Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, que agrupa a 60 organizaciones sociales, dio a conocer datos muy preocupantes sobre la situación laboral en el país en el marco de la pandemia. México tiene una fuerza productiva de 75 millones de personas, en edad y condición para trabajar. En este momento solo 50 millones están ocupadas. Y de este número 9 millones tienen un trabajo con lo mínimo decente: seguro social e ingreso mayor al costo de la canasta familiar. De este universo 35.3 millones de mexicanos cuentan con trabajo precario: carecen de seguro social y o de ingreso suficiente para la canasta familiar. En una presentación del Semáforo Laboral Acción Ciudadana frente a la pobreza concluyó que el Semáforo del Trabajo en México está en rojo. Asegura que la situación del empleo es de extrema gravedad: el salario se ha deteriorado, las prestaciones sociales se han reducido o eliminado, no hay suficiente generación de empleo y se ha reducido al mínimo el número de personas que tiene un trabajo digno. Este informe se basa en datos del INEGI de la Encuesta nacional de Ocupación. Diversos analistas han alertado sobre la precarización laboral que viene. ¿Es la pandemia la única responsable de esta situación? ¿Cuáles han sido las acciones concretas para evitar este deterioro laboral en puerta? No hay que ser tan expertos en economía: la realidad que enfrentan millones de mexicanos la vemos todos los días y en cualquier lugar.

 

(Visitado 73 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: jue, 20 Ene.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas