La Cuarta Revolución Industrial (I)

Sofia Salinas

Por. Sofía Salinas

“Casi sin notarlo, el desarrollo tecnológico que se ha generado a lo largo del tiempo sitúa hoy a la humanidad en un entorno en que los avances tecnológicos están al alcance de la mano”, indica un estudio elaborado por la Fundación de Chile, la Cámara Nacional de Servicios y Turismo de Chile y otras entidades del país sudamericano.

Aquí lo más relevante del estudio “Impacto de la Evolución Tecnológica en la Fuerza Laboral del Comercio”.

En palabras de Klaus Schwab, en 2016, anticipaba: “Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes”.

“Tanto las tareas domésticas y personales como aquellas relacionadas con el ámbito laboral, han debido adaptarse a nuevas maneras, otros métodos y a una forma totalmente distinta de enfrentarse al mundo.

“Durante los últimos tres siglos, la humanidad ha sido testigo de cuatro revoluciones industriales, cuyos avances tecnológicos han sentado las bases para el crecimiento económico actual.

“La Primera Revolución Industrial ocurrió entre fines del siglo XVIII y principios del XIX y se centró en los beneficios de la mecanización. Por primera vez, parte del trabajo humano y animal pudo ser sustituido por trabajo mecánico. La extracción masiva de carbón junto con la invención de la máquina de vapor creó un nuevo tipo de energía que impulsó todos los procesos, gracias al desarrollo de ferrocarriles y la aceleración de los intercambios económicos, humanos y materiales.

“Casi cien años después, a fines del siglo XIX, los avances tecnológicos impulsaron el surgimiento de nuevas fuentes de energía: la electricidad, el gas y el petróleo, dando origen a la Segunda Revolución Industrial. Este periodo se basó en la aplicación del principio de producción en masa a lo largo de las líneas de ensamblaje, ampliando la capacidad de producción manufacturera, con una mayor coordinación entre la mano de obra y las máquinas.

“En la segunda mitad del siglo XX, surgió una Tercera Revolución Industrial, con la aparición de un nuevo tipo de energía, cuyo potencial superó a sus predecesores: la energía nuclear. Esta revolución trajo consigo a la electrónica, las telecomunicaciones y las computadoras. A través de las nuevas tecnologías, la Tercera Revolución Industrial abrió las puertas a las expediciones espaciales, la investigación y la biotecnología.

“La Cuarta Revolución Industrial (de donde se desprende el concepto 4.0) es un proceso que se ha descrito por la fusión de los mundos digital, biológico y físico, así como por la creciente utilización de nuevas tecnologías como inteligencia artificial, computación en la nube, robótica e Internet de las cosas, entre otras (World Economic Forum, 2016).

“Es un fenómeno que ha venido a explicar los cambios a los que se ha visto sometida la economía, con especial énfasis en los procesos productivos y en los países desarrollados. No obstante, debido a su rápida difusión hacia otros rubros y localizaciones, ha obligado a poner atención en los cambios sociales que empuja la globalización”.

La Cuarta Revolución en el Comercio

“La Cuarta Revolución Industrial en el sector Comercio viene dada principalmente por los cambios en el comportamiento de los consumidores, quienes están mayormente conectados, exigen respuestas inmediatas y una mayor calidad en los productos y servicios.

“Ante este escenario, el Comercio ha debido comprender cómo está evolucionado la experiencia del cliente, y responder adaptándose a las nuevas tendencias, entrenando a los trabajadores e incorporando la gestión de una gran cantidad de datos, que hacen posible conocer a los clientes con una profundidad nunca antes pensada, permitiendo así adelantarse en sus decisiones de compra (Cisco, 2015).

“El Comercio ha sido una las industrias con mayor disrupción tecnológica y como tal, también se encuentra entre las más necesitadas de transformación digital, entendiendo ésta como un viaje para adoptar y desplegar tecnologías digitales y modelos de negocios para mejorar su rendimiento. Una organización transformada digitalmente es hiper consciente, predictiva y ágil, con los procesos dinámicos que le permiten adaptarse y prosperar en un entorno de cambio casi constante (Bradley et al., 2015”)”, añadió.

@Sofíasi2010

 

(Visitado 138 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio (USD) - CurrencyRate.Today

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Si es venganza, no es justicia

Por: Mariana Moguel Robles Aquí estoy. Sentada frente a una computadora tratando de desmadejar una maraña de pensamientos que hace años no dejan de perseguirme

Telmex, la joya de la corona

Por. José C. Serrano El cenit de las empresas paraestatales, en México, se alcanzó al finalizar el sexenio de José López Portillo (1976-1982), había 1150

¡No han resultado los abrazos!

Por. Raúl Flores Martínez La estrategia de los “Abrazos, No Balazos”, tal parece que no está dando resultado, tan claro es el poder del crimen