Limónov, Putin y el extravío chairo por “su” mundo bipolar

Isaías Villa González*.

En una excelente “biografía novelada o novela biográfica”**, Emmanuel Carrére relata la vida de Eduard Limónov (1943-2020), personaje emblemático de la oposición a Putin. En ella podemos apreciar la realidad de la Rusia contemporánea y de Europa Oriental. Los excesos tiránicos, autocráticos, de Putin, quien detenta el poder con diversa intensidad desde 1999. La enorme corrupción y el capitalismo de cuates que ha enquistado en el aparato estatal. Putin, un ex agente de la KGB, depredador, cuya visión imperial añora y recrea el orden autoritario del régimen soviético, incluidas las represiones asesinas masivas y selectivas, desapariciones y encierros. Que justifica masacres y muertes en aras del orden. Y detesta las libertades, la democracia, los derechos humanos y a las ONGs. Que cala en el imaginario ruso a través de medios de comunicación los cuales controla, mediante una narrativa populista dirigida a las emociones, manipulando el pasado de la heroica resistencia soviética en la Segunda Guerra Mundial y del socialismo real.

Viene al caso ahora que, ante la agresión militar de Rusia a Ucrania, la autollamada 4T se hace bolas, exhibiéndose como una mescolanza contradictoria, en donde predomina la ignorancia y son endebles elementales principios humanitarios y del derecho internacional.

Por una parte, el canciller Marcelo Ebrard y el representante de México ante la ONU, Juan Ramón De la Fuente, han sostenido posiciones correctas, al condenar la invasión, respaldar con claridad a Ucrania y pugnar por una salida pacífica y negociada, con el cese inmediato de hostilidades y el acceso para medidas humanitarias.

El presidente AMLO, sin embargo, mantiene posiciones ambiguas. Y se niega a sumarse a las medidas de presión a Rusia, para obligarlo a negociar la paz. Dice que “no se cerrará a ningún país”, como si se tratara de una situación normal y no de una invasión militar, con bombardeos y asesinatos de poblaciones civiles.

En el colmo, diversos sectores y dirigentes de Morena y aliados ¡justifican y defienden la abominable agresión militar rusa! Casos extremos: el del Dip. Petista Gerardo Fernández Noroña, quien dice no debe convalidarse “las provocaciones y la guerra simulada que Estados Unidos está haciendo a través de Ucrania” (sic). Y el de las Juventudes de Morena en el Estado de México que dicen “condenamos la desinformación de medios Occidentales respecto a las verdaderas razones de la actual intervención de Tropas de Defensa Rusas en territorio Fascista Ucraniano” (sic). Y luego de aludir a los principios de autodeterminación de los pueblos y de no intervención, refrendan su “apoyo… a la difícil decisión” de Putin “de actuar en legítima defensa de su pueblo”. Cómico, si no fuera altamente trágico.

En el fondo, estos sectores de Morena y aliados, permanecen extraviados en el pasado; en aquél mundo de la llamada Guerra Fría, que polarizaba al mundo en dos bandos: capitalistas

y comunistas. Y que, por discrepar del “imperialismo yanqui”, justificaban el sometimiento estalinista cruel de diversos pueblos y de la propia población soviética.

Lo suyo es ver las cosas en blanco y negro. Y, claro, admiran al populista autoritario, perpetuado en el poder por décadas, que ha procurado fortunas para los suyos desde los cargos públicos.

Cierto que después de la estrepitosa caída del llamado socialismo real, no ha podido establecerse un orden mundial justo, que distribuya en el planeta los beneficios de la globalización, y acabe con la miseria, el atraso, los abusos. Pero esto no se logrará regresando al pasado bipolar, a los extremos enfrentados del estalinismo-macartismo; fortaleciendo dictaduras populistas.

Hoy las exigencias están en fortalecer las vías diplomáticas, el respeto de los principios de paz, autodeterminación de los pueblos, cooperación para el desarrollo, vigencia de los derechos humanos y de la seguridad mundial.

PD: Dos noticias extremas nos alcanzan: Rusos y ucranianos logran acuerdo para un corredor humanitario. Mientras, el ejército ruso bombardea la central nuclear ucraniana Zaporizhzhia, la más grande de Europa. El peligro nuclear acecha; reclamamos paz.

 

*Consejero Nacional del PRD.

**Limónov. Carrére, Emmanuel. Anagrama Editores. México, 2017.

(Visitado 97 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: dom, 26 Jun.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Clara Luz, una ocurrencia más

Por. José C. Serrano Clara Luz Flores Carrales, nació hace 48 años en Monclova, Coahuila. Sus padres se mudaron a Nuevo León, cuando la adolescente