Volver a citas 

Carlos J. Pérez García

Carlos J. Pérez García. 

Desde los inicios de esta serie de 939 columnas o artículos publicados a lo largo de poco más de 20 años, el jueves 5 de septiembre del 2002 advertíamos riesgos con cualquier gobierno federal o local, en el marco de la nueva legislación sobre Acceso a la Información Pública con Vicente Fox. 

Hoy, fíjense, todo ello tiende a diluirse o desaparecer, pero aquellos años lo veíamos como un instrumento para que los gobiernos rindieran cuentas de su gestión a quienes los eligieron, de modo que fuera posible vigilar el uso de los recursos, la toma de decisiones y, en general, el desarrollo ordenado (honesto) y eficaz de la responsabilidad pública. Venía a ser como una supervisión vertical de los ciudadanos a sus gobernantes, en complemento a las insuficiencias de la vigilancia de tipo horizontal entre poderes y entre áreas del mismo gobierno, sobre todo con las contralorías. 

Se resaltaba, pues, que todos los países con menos corrupción tenían ya una ley como esa. De hecho, este escribano insistía en que el combate a la corrupción —por años mi tema principal— “no ha ido nada bien” (aunque el presidente López Obrador asegura hoy que nadie hablaba de la corrupción en México hace dos o tres décadas). También que “estas leyes, con una nueva cultura, más que hostigar y afectar a las burocracias, pueden ayudarlas a ganarse la confianza de la gente y a trabajar con mayor respetabilidad y tranquilidad”. Esto, claro, sin necesidad de caer en la sobrada impunidad actual. 

Hay ahora más inquietudes sobre la capacidad de los gobiernos y la credibilidad de la gente, no sobre lo buenos o malos que pudieran ser. Cada vez tienen menos sentido los rituales de los informes en septiembre. Desde antes se plantea lo que se quiere y como se quiere, con formatos desgastados y sin mayor interés de los ciudadanos. 

Eso sí, es crucial la confianza de la población para contar con su colaboración y apoyo. En ello se tienden a empeñar los gobiernos, pero tú, amable lector, lectora, podrás sentir hasta qué grado y en qué forma es aplicable, aquí y ahora, esto que ya apuntábamos en esa ocasión: 

* Como un político nunca cree lo que él dice, se sorprende cuando otros le creen (Charles de Gaulle) 

* En nuestro país la mentira se ha vuelto no sólo una categoría moral, sino un pilar del Estado (A. Solzhenitsyn) 

* Primero ten tus hechos, y entonces puedes distorsionarlos tanto como quieras (Mark Twain) 

* La mayoría de nuestros problemas ya quedaron atrás. Ahora tenemos que combatir las soluciones (Anónimo) 

* La política no es el arte de lo posible. Es escoger entre lo desastroso y lo detestable (J.K. Galbraith) 

* Es peligroso tener la razón cuando el gobierno está equivocado (Voltaire) 

* Aprendemos de la historia que no aprendemos de la historia (Hegel) 

En realidad, oigan, los informes tradicionales que vienen en septiembre ya han sido superados por las intensas campañas de publicidad o propaganda, que convencen a los de menor escolaridad a través de circos y mentiras. Se requieren entonces otros instrumentos y, en torno a eso, podemos ver si se aplican diversas argumentaciones: 

* El gobierno no es razón, ni es elocuencia. ¡Es fuerza! Como una hoguera, es un sirviente difícil de tratar y un temible amo. Nunca, ni por un momento, debería ser dejado a la acción irresponsable (G. Washington) 

* Un gobierno del pueblo sin información pública o sin los medios para conseguirla, no es sino el prólogo de una farsa o de una tragedia, o tal vez de ambas. El conocimiento siempre gobernará sobre la ignorancia, y un pueblo que se quiere gobernar a sí mismo debe armarse con el poder que da el conocimiento (J. Madison) 

* Mientras más numerosas son las leyes, más corrupto es el gobierno (Tácito) 

* El poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente. Los grandes hombres son casi siempre hombres malos (Lord Acton) 

* La ausencia de rendición de cuentas del gobierno ha llegado tan lejos, que el mismo uso de la ley es un instrumento de la ilegalidad (R. Nader) 

Y podrían seguir más citas o ideas provocativas, para husmear inquietudes y exigir que se resuelvan, quizá con aportaciones de los lectores. 

Bueno, hacia este 16 de septiembre ya están armando una gran manifestación de fieles que se reunirán a disfrutar en forma gratuita de los también populares Tigres del Norte. ¿Seguirán allí las ocurrencias personales en contra de nuestro vecino, los Estados Unidos de América, o acaso se podría informar algo importante y positivo? 

 

[email protected] 

cpgarcieral 

(Visitado 120 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: sáb, 4 Feb.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Enfrentamiento en Michoacán deja dos civiles muertos

Dos civiles fueron abatidos luego de un enfrentamiento a balazos contra efectivos del Ejército mexicano este sábado, en una brecha de la tenencia de Cheranguerán, perteneciente al municipio de Uruapan, en el estado de Michoacán.