AMLO responderá a Calderón y Zedillo, ¿o hablará de Serrat?

Ernesto Zavaleta

Por. Ernesto Zavaleta

Seguramente el punto de partida de la mañanera de este lunes 24 de octubre será responder a los expresidentes Ernesto Zedillo Ponce de León y Felipe Calderón Hinojosa, quienes desde España advirtieron que “la democracia en México está a punto de desaparecer”.

No se espera ninguna variación en el discurso del orador de Palacio Nacional; denostar, minimizar y culpar de la situación del país a los exmandatarios, y, nuevamente ligarlos a la corrupción y la crisis en salud, educación y seguridad, principalmente, además de acusar de conservadores y corruptos a la prensa y medios que dieron espacios e hicieron eco de los discursos de sus “adversarios” del pasado.

Sin embargo, los hechos y declaraciones del presidente y su equipo dan en mucho razón a los discursos pronunciados por Zedillo Ponce de León y Calderón Hinojosa, en el Foro 20 años de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) Democracia y Libertad en la que participaron exmandatarios de América Latina y España, realizado en la capital española y encabezado por el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

El camino que sigue el gobierno de la Cuarta Transformación es destruir la democracia que los llevó al poder, construida por los mexicanos durante décadas, porque quieren consolidar la actitud populista; apuntalar al déspota del Palacio Nacional, y alcanzar un autoritarismo fascista con aspiraciones de dictadura, advirtió Zedillo Ponce de León.

Y como si los oyeran, el coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier Velazco, y el secretario de gobernación, Adán Augusto López Hernández, hablaron de cómo regresar 100 años en la historia democrática del país, el primero adelantó cómo se puede acabar con la imparcialidad del árbitro electoral, con o sin reforma, y el segundo abrió la puerta a la posibilidad de tener un presidente de origen militar.

El legislador dijo a los morenistas en Puebla que no importa si no doblan al PRI; otra vez, ahora para aprobar la reforma electoral, incluso “nos convendría que las cosas se quedaran igual”.

Y explicó, si pasa la reforma propuesta por el presidente los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) serían electos por voto popular, si no pasa, Morena puede hacer valer su mayoría en el Congreso e imponer a los cuatro consejeros del INE que serán electos el año próximo, incluyendo al presidente de ese instituto, Lorenzo Córdova Vianello, así el partido en el poder tendrá influencia en ocho de los once consejeros, luego de que en 2020 impuso a cuatro ya en funciones, Norma Irene de la Cruz Magaña, Carla Astrid Humphrey Jordán, José Martín Fernando Faz Mora y Uuc-kib Espadas Ancona y podrá colocar a uno de ellos como sustituto del actual presidente del INE.

En tanto, López Hernández, luego de rechazar la cita con los diputados para el próximo martes, en su gira por el país de apoyo a la permanencia de los militares en la Guardia Nacional hasta 2028, al llegar a Hidalgo de plano aceptó el crecimiento del poder político de las fuerzas armadas e incluso señaló:

“Desde luego que un militar puede participar en tareas políticas y puede tener aspiraciones políticas, incluso ser presidente de la República, pero deberá participar en cuestiones electorales y someterse a las urnas”.

Ambos expresidentes advirtieron que el camino tomado por Andrés Manuel López Obrador apunta a llegar a una dictadura en México, pues el actual mandatario aplica paso a paso la fórmula para hacerlo:

El populismo tomó el poder en varios países de América Latina, valiéndose de la democracia construida por otros, con promesas falsas y fórmulas mágicas inoperables e inútiles para resolver los problemas de cada nación, muchos comunes entre ellas.

Avanza la polarización donde hay que combatir a los corruptos, que son todos aquellos que están en contra de esos gobiernos como el de México, perseguirlos, acabarlos, y por otro lado está la figura abstracta del pueblo bueno y sabio con el que avalan todas las decisiones de gobierno sin aceptar nunca las fallas, pues los errores son, todos e invariablemente, culpa de los otros, de los malos.

Y, hay una moda reaccionaria en América Latina donde se repudian las reformas alcanzadas en la última década para retomar recetas del pasado en todos los ámbitos como educación, salud y seguridad, pero el principal objetivo es destruir la democracia con la que accedieron al poder y debilitar a los otros poderes, Legislativo y Judicial, así como los contrapesos del poder presidencial.

Populismo, polarización y reformismo reaccionario resultan muy conocidos, cercanos y familiares en la política del actual gobierno en México, y los tres serán seguramente retomados en la mañanera de este lunes.

Felipe Calderón agregó que además “se tolera la violencia y el Ejército tiene la instrucción del presidente de no combatir a los criminales, y vemos a los soldados perseguidos en varias ocasiones por gente civil armada, mientras hay ya amplios sectores del país dominados por el crimen organizado”.

Para el presidente de 2006 a 2012, “de cara a mejorar la democracia mexicana hay que empezar abriendo los partidos mexicanos a la sociedad y no dejarlos fuera del juego democrático, por ello tenemos que aguantar no a los mejores y más preparados sino a los peores políticos en décadas”.

Aunque se espera una respuesta, la acostumbrada, podrían los expresidentes ser ignorados en la mañanera de hoy y pasar a comentar la derrota del América o el concierto de Joan Manuel Serrat.

 

COMENTARIOS

https://twitter.com/ErnestoZavale

https://www.facebook.com/ernesto.zavaletag

[email protected]

Número de vistas 100

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: dom, 16 Jun.

Lo último

Notas relacionadas