Marissa Rivera

Marissa Rivera.

Las imágenes muestran como un hombre carga el cuerpo inerte de Ariadna Fernanda López que horas antes, se divertía en un restaurante de la Ciudad de México.Horas después, sin vida, fue abandonada en una carretera de Morelos.El de Ariadna es uno de los feminicidios más recientes (público) en el país. Un asesinato que tiene todas las pistas para castigar de manera ejemplar a los responsables.En México, diario, matan a 11 mujeres. La mayoría no salen a la luz pública. Los familiares sufren en silencio sin que las autoridades hagan algo. La impunidad y el dolor familiar es lo que prevalece.Sin embargo, hay otro, ángulo que, por decir lo menos, es deleznable: tratar un feminicidio como un asunto meramente político.Más allá de declaraciones, y posturas ideológicas y políticas, deberían de ocuparse de entender y atender el problema.Por ejemplo, llamó mucho la atención las declaraciones de Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.Indignada aseguró que la muerte de Ariadna se trata de un feminicidio porque fue asesinada a golpes y que el fiscal de Morelos, Uriel Carmona,  está encubriendo al “presunto” asesino o el principal sospechoso de la muerte de la joven de 27 años, quien aseguró que  había muerto por intoxicación alcohólica y broncoaspiración.Lo dijo, Claudia, cuando en otras ocasiones se ha mostrado poco o nada empática con el tema y los derechos de las mujeres y la violencia.Y ahora, ¿qué pretende la “corcholata” favorita de Palacio Nacional? Que habilidad política la de la jefa de gobierno.A los funcionarios de todos los niveles y de todos los partidos “aparentemente” les importa el tema, pero nadie realmente ha puesto el dedo en la llaga. Se esmeran en los discursos y algunos en la foto, pero el horror crece cada día.En lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se han cometido más de 3 mil 770 feminicidios. De 2015 a la fecha han aumentado estos asesinatos en más de un 130 por ciento.Por eso hemos marchado una y otra vez porque estamos enojadas, tristes, impotentes de tanto terror y tanta violencia. Decepcionadas de la falta de sensibilidad de las autoridades municipales, estatales y federales.Frustradas frente a tanta impunidad, de autoridades omisas e incluso sumisas. De Leyes que se violentan cada vez más, de ministerios públicos incapaces y corruptos, de ver como todos los días se va una compañera, una amiga, una vecina, una sobrina, una prima, una hermana, una conocida, una que vivió el horror del que todas tenemos miedo, una que ya no está.Por eso hemos salido a las calles por la indolencia, porque sus discursos son estériles y sus buenos deseos, no resuelven nada.Insisto, porque no vemos acciones que frenen los feminicidios, porque siguen victimizando a las mujeres, porque no hay capacidad en las autoridades, porque a los gobiernos les da “pánico” hablar de feminicidios.Quienes exigimos un “ya basta” al asesinato de mujeres no somos conservadoras, solo somos mujeres que queremos vivir en paz y salir a la calle sin miedo, sin temor a no regresar jamás a casa.El gobierno se jacta de estar ahorrar recursos de manera permanente.Y si de esos ahorros, ocupan algunos para la seguridad.¿Y si se ocupan para prevenir, contener o enfrentar los feminicidios?Este gobierno abandonó a las mujeres.Las dejó sin casas de refugio para quienes son víctimas de violencia. Dejó sin apoyos a las madres solteras, sin estancias infantiles, sin programas de derechos humanos, de prevención de la discriminación, de apoyo al empleo, de equidad y género, por decir algunos.Tantita empatía, tantita empatía es lo que necesitamos.Una marcha, una pinta, una manifestación en el zócalo, solo es el grito desesperado.Nada, nada, nos va a devolver una vida.Mientras tanto, el asesinato de Ariadna Fernanda se ha convertido en un conflicto político, más que de justicia.Indignante realidad.

Número de vistas 89

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: mar, 28 May.

Lo último

Notas relacionadas

Lo más destacado de LA MAÑANERA

FacebookTweetPrint En conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional garantizarán la seguridad durante