COVID-19: Un tercio de los pacientes recuperados pueden sufrir ansiedad o depresión, ONU

Covid-19

Nueva York.- El coronavirus no sólo afecta nuestra salud física, sino también nuestro bienestar y nos ha llevado a límites insospechados. La agencia sanitaria panamericana subraya la importancia de incluir la salud mental en la respuesta a la pandemia. Asimismo, alerta de un aumento de los casos en Perú y los países del Caribe.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS)  urgió este martes a considerar el apoyo a la salud mental como un componente crítico de la respuesta a la pandemia.

La emergencia del coronavirus ha generado altas dosis de estrés en toda la población y, aunque todos las sufrimos, las manejamos de manera diferente, especialmente aquellos afectados por trastornos mental preexistentes, explicó la directora de la OPS.

“La pandemia de Covid-19 ha causado una crisis de salud mental en nuestra región de una magnitud nunca vista… urge que el apoyo a la salud mental se considere un factor esencial de la respuesta a la pandemia”, afirmó Carissa Etienne durante su encuentro semanal con los medios de comunicación para informar sobre el estado de la COVID-19 en el continente americano.

Etienne calificó a las enfermedades mentales como una “epidemia silenciosa” que ya afectaba a América mucho antes de la aparición de la COVID-19, con la depresión y la ansiedad como dos de las principales causas de discapacidad en la región, junto a los altos niveles de consumo de alcohol.

Añadió que los estudios en los tres países más países más afectados por el coronavirus- Brasil, Estados Unidos y México-indican que más de la mitad de los adultos sufren niveles de estrés asociados a la pandemia y que los primeros datos muestran que muchos lo sobrellevan consumiendo drogas y alcohol, creando un círculo vicioso que hace que las personas sean más dependientes del uso de esas sustancias y que aumenta los problemas de salud mental.

“Los pacientes que han dado positivo al COVID-19 no sólo sufren síntomas físicos, sino que muchos también experimentan insomnio, dificultad para dormir, desvarío o incluso depresión”, destacó.

Del mismo modo indicó que muchas personas “se ven abrumadas por el miedo a desarrollar una enfermedad grave”, mientras que “otras están comprensiblemente preocupadas por sus vidas” y que “las investigaciones iniciales muestran que hasta un tercio de los pacientes que se recuperan pueden sufrir cambios duraderos en su estado de ánimo y padecer ansiedad o depresión”.

Con información de la ONU

Número de vistas 17

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: dom, 16 Jun.

Lo último

Notas relacionadas